El ultimo pase




Busquets y Pedrito; José Mari y Víctor Rodríguez

Busquets y Pedrito; José Mari y Víctor Rodríguez   fotografíaPartamos de la base de lo injusto de las comparaciones. Sin embargo, la aparición de José Mari y de Víctor Rodríguez en La Romareda recuerda a la de esos dos imberbes chavales que en doce meses pasaron de jugar en el campo del Barbastro a ser titulares el día de mayor gloria de la historia del fútbol español. No sólo no han notado el salto, tras lo visto ante Osasuna, tienen la posibilidad de convertirse en imprescindibles.

Por supuesto, hay distancias insalvables en ambos cuentos. La diferente repercusión de ambos clubes es obvia, también los objetivos, pero no el contexto que ha enmarcado sus primeras apariciones en Primera División.

Aquel Barcelona de Guardiola debía soportar la presión del declive de los Rijkaard, Ronaldinho, Deco… y los inicios no fueron fáciles. Por aquel entonces, a todos sorprendió que Pep diera el mando en puestos claves del equipo a dos desconocidos. El extremo para Pedrito, aún no era Pedro, quien debía abrir al equipo y desbordar a su lateral. El medio centro, el Guardiola del Pep entrenador, para el hijo de Carles Busquets. Aún no era Sergio.

Este verano, Manolo Jiménez apostó por mantener el 4-3-3 que salvó al equipo la pasada campaña. El Real Zaragoza, La Romareda, es un marco exigente, poco apto a ser paciente con los más jóvenes. Tras los apuros pasados los últimos años y tantos fichajes infructuosos, a los nuevos se les mira con lupa.

Busquets y Pedrito; José Mari y Víctor Rodríguez   fotografía

El mercado se cerró sin el medio centro demandado por Jiménez. Le faltaba ese 5 clásico que tapara cada agujero y apoyara a sus compañeros en la salida de balón. Tenía un as bajo la manga. Procedente del Jaén, según el club para reforzar el filial, José Mari se ganó desde un principio la confianza del técnico. Y  tras cinco jornadas, también la de La Romareda.

En cambio, tras la baja de Lafita o Luís García, hasta cuatro jugadores llegaron para sumarse a Edu Oriol y competir para ocupar los extremos. Amante de utilizar futbolistas a banda cambiada, el técnico ha otorgado la vitola de titular a Montañés en la izquierda. En la derecha, Oriol no acaba de convencer al míster, mientras Javi Álamo y Wílchez siguen siendo incógnitas por resolver. Cada entrenamiento en la Ciudad Deportiva, un recién llegado de Badalona gracias a Ánder Garitano, demostraba que tenía hueco en el once. Y Manolo Jiménez apostó por Víctor Rodríguez, quien volvió loco a Nano hasta que Mendilibar cambió al lateral osasunista.

Busquets y Pedrito; José Mari y Víctor Rodríguez   fotografía

En la misma posición que Busquets y Pedro se consagraron hasta ser campeones de todo, José Mari y Víctor comienzan a hacerse un nombre en Primera División. Futbolistas que La Romareda puede disfrutar durante muchos años. Como decía hoy Movilla: “Los que llegan nuevos al Real Zaragoza tienen que desear estas muchos años aquí y no con la idea de que sea un trampolín e irse pronto”. Démosles la posibilidad de crecer. El futuro es suyo y han demostrado estar preparados. Que lo aprovechen. Que lo disfrutemos. Por mucho tiempo.

Fotografías: El Periódico de Aragón, Los Blanquillos, Vavel

Banner Colabora con Nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>