Lírica en las botas




Regado con cerveza

Domingo por la mañana y todo el zaragocismo se levantará deseoso de dar la campanada ante un Sevilla que parece haber recuperado parte de su esencia. Será la hora del tan clásicamente español vermú la que decida si el equipo blanquillo consigue encadenar dos victorias seguidas o si tendrá a la afición pendiente del descenso una semana más.

Para los que vayan al estadio de La Romareda, un triunfo sería la excusa perfecta para enlazar el encuentro con una buena comida que celebre el grato momento de su equipo. Para los que opten por ver el partido por televisión, tan matinal horario llevará a regar con cerveza y a completar con alguna tapa todos y cada uno de los pases, remates y paradas que realicen los jugadores.

Un horario extraño pero propicio para un Real Zaragoza que se siente cómodo en dicha franja. No es este hecho sino un apunte más de la insólita temporada de un equipo en el que brillan jugadores destinados al filial, que gana más partidos fuera que en su propio feudo y que, por alguna extraña razón, ha encandilado a la afición pese a las duras derrotas en casa.

Banner Colabora con Nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>