En corto y al pie




¿Por qué Li-Ning?

Hace unas semanas que corren ríos de tinta (o en su caso, bits) sobre la firma del Real Zaragoza con la marca china Li-Ning para la fabricación de las equipaciones del conjunto maño para la próxima temporada. En los últimos días hemos conocido que será así, y que el equipo comandado por Agapito Iglesias incluso se plantea ceder la explotación de la tienda al gigante asiático. Li-Ning, que ya ha desembarcado con fuerza en el baloncesto español (Unicaja, Estudiantes, la Penya, Baskonia y la Selección lo acreditan) se confirmaría así como un valor pujante en el fútbol. Así, los chinos vestirán la próxima temporada en Primera División al RCD Espanyol, al Real Zaragoza y al Celta de Vigo (en el más que probable caso de que los gallegos asciendan, para lo que les sirve un empate bastante “probable” frente al Córdoba este fin de semana). Hasta este año, además, vestían al Sevilla, pero los desencuentros con los nervionenses han provocado el desembarco de estos últimos en Umbro.

En un principio podría parecer que ceder la fabricación textil a los chinos es un paso atrás para el Real Zaragoza, que esta temporada ha vestido zamarras de Adidas. Sin embargo, esta es una conclusión precipitada, ya que la mayoría de las empresas de este cariz tienen focalizada su fabricación mayoritaria en China, dejando los talleres locales para temas muy puntuales, impresión de vinilos y detalles minoritarios. Por lo tanto, el hecho de venir desde China no es inherente a una pérdida de calidad, como podría pensarse. Además, Li-Ning aportará, como hizo en su momento con Sevilla o Espanyol, un montante importante de dinero que ayudará a las destrozadas y carcomidas arcas de un club que tiene que afrontar un plan de pagos digno de rescate económico por parte del Gobierno. Si a este batiburrillo de razones añadimos los “desencuentros” entre Adidas y el Real Zaragoza, que han derivado en falta de stock en tiendas y falta de colaboración en la elaboración de las camisetas (diseño), el cambio de marca parece un golpe de mano bastante hábil por parte de los gerentes zaragocistas. Lo parece.

Lo parece porque, si estudiamos la historia de la marca china, la cosa cambia. El RCD Espanyol tuvo problemas en el suministro de las camisetas que pretendía utilizar en su participación en competiciones europeas (en su caso, la Uefa). El Sevilla ha rescindido su contrato de cuatro temporadas con Li-Ning tras la primera de ellas, firmando con Umbro. Los aficionados del Celta de Vigo han demostrado, en distintos foros, su disconformidad con los diseños y precios de la marca china. En baloncesto, Li-Ning ha combinado buenas gestiones (Selección Española o Baskonia) con otras no tan buenas, como Unicaja, Estudiantes y Penya, con los que ha tenido problemas, de nuevo, a la hora de distribuir. Además, existe la duda del cumplimiento de los plazos, siempre importante a la hora de la presentación de las equipaciones, la distribución a las tiendas o la participación en torneos de verano y el inicio de campaña. Hay marcas, como Adidas, que exigen una antelación casi rayana en la obsesión, comenzando a diseñar las camisetas en diciembre o enero de la temporada anterior. Lo que es seguro es que si el Real Zaragoza se reúne ahora con Li-Ning para cerrar el diseño de la ropa de la temporada 2012/2013, los plazos serán, cuanto menos, precipitados (diseño, OK por parte del club, producción, acabado, evaluación, presentación, reparto de la ropa de entreno, llegada a las tiendas pretemporada….) Como muestra, un botón: Sevilla y Espanyol disputaron sus torneos de pretemporada con Li-Ning con unos diseños y los partidos de temporada con otros distintos.

Parece, por lo tanto, que la evaluación de la calidad de Li-Ning correrá a cargo de los gustos de cada uno, sin que difiera tanto (a priori) de otras marcas que han vestido, a lo largo de los años, al Real Zaragoza. Será en la parcela de la distribución donde, como sucediera con Adidas, puede haber más conflictos. Al final, la decisión sobre quién tejerá una camiseta cargada de historia, que debería ser un agrado visual para compensar de los sufrimientos que soportan quienes las llevan más de un año o dos (es decir, los aficionados…) se ha basado en lo que Li-Ning ha pagado, y no en el prestigio o la calidad de otras marcas, como la propia Adidas, Umbro o Nike o incluso la cercanía territorial y el apego a la tierra, como sería el caso de Mercury. Veremos qué resulta de la relación entre la pujante China y la nave de Agapito. Un Agapito, por cierto, que a pesar de tener el club “en venta”, firma un contrato para vestir ese mismo club para las próximas temporadas. Pues eso.

Banner Colabora con Nosotros

Una respuesta a ¿Por qué Li-Ning?

  1. el chat dice:

    If you are going for finest contents like myself, just go to see this website daily for the reason
    that it offers feature contents, thanks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>