Tag Archives: Barcelona

¡Que viene Lendoiro!

El Real Zaragoza recibe el sábado al Deportivo de la Coruña, un club que fue alternativa de los grandes y que terminó pagando muy caro luchar codo a codo con el Real Madrid y el FC Barcelona. Su situación económica es grave y la futbolística tampoco es favorable después de un traumático descenso. La imagen del club es borrosa, en absoluto la que maravillaba cuando consiguió el título de Liga, la misma temporada en la que los maños tenían posibilidades de conseguir el campeonato en Mestalla.

Será un duelo devaluado en el plano deportivo pero emocionante en lo competitivo. Los dos necesitan ganar para escapar de los puestos en rojo de la tabla clasificatoria y han mejorado mucho en el último tramo de la competición. Por eso el partido, aunque no se trate de una final, vale más de tres puntos. Y en el caso de los blanquillos un balón de oxígeno de cara al desplazamiento a Barcelona donde existen tantas posibilidades de puntuar como el sábado pasado en el Bernabéu.

Las relaciones entre Augusto César Lendoiro y Agapito han sido complicadas. El presidente gallego demandó a Lafita y al Real Zaragoza por su fichaje y pidió el descenso administrativo por impago. Incluso dejó entrever maniobras “curiosas” del máximo accionista del Real Zaragoza en los finales de las últimas temporadas. Pero al final se trata de lo mismo que ha ocurrido con Ángel Torres, Fernando Roig o Quique Pina. Mucho ruido y pocas nueces. Incluso a Lendoiro y Agapito les une su vinculación con Mendes.

En fin que, afortunadamente, ni Agapito ni Lendoiro no tienen que jugar. Espero que la Romareda sea un lugar favorable para que los zaragocistas mantengan la misma linea que ante el Sevilla y sean capaces de sumar tres puntos de oro.

Un pasito más

Fue un partido aburrido, sin chispa ni emoción. Solamente se salvó el golazo de Aranda a pase de Romaric, que fue lo único positivo del africano. No ayudó el Granada, con bajas en su alineación y una escasa actividad durante todo el encuentro. Parecía un amistoso de verano donde a nadie le preocupa el resultado final y lo único importante es terminarlo sin lesionados. Las vacías gradas, menos de seis mil personas en la Romareda, respondieron con silbidos algunas acciones de los jugadores blanquillos que no tenían la misma intensidad que tres días antes en ese mismo escenario ante el Sevilla.

Se la ha jugado Manolo Jiménez con su decisión de poner como portero de la Copa a leo Franco. Ayer apenas tuvo trabajo pero su larguísima inactividad es un claro inconveniente para defender la meta con garantías en un partido complicado. Fue también extraño que convocase a Toni Doblas, con el que no cuenta para nada, dejando a un lado a Pablo Alcolea del que dijo era su tercer portero. ¿Con qué cara se habrá quedado el chaval? Son detalles que merecen la pena cuidar especialmente en un equipo que ya no tiene referentes locales de peso en la plantilla.

Y el sábado, a Madrid. Cuatro victorias en cincuenta y ocho partidos de Liga en la capital de España. Y un par de “sets” dolorosos, especialmente el día del triste debut de José Aurelio Gay en una noche fría y donde temí que los dos dígitos iluminasen el marcador. ¿Cómo jugarle al Madrid? ¿Como Caparrós en Mallorca? ¿Como Paco Jémez al Barcelona en Vallecas? Al final les cayeron cinco a los dos equipos cuando la trituradora goleadora destrozó sus planteamientos.

Estaremos atentos a lo que pase.

Otra oportunidad para la vida

Desde luego la vida da muchas vueltas. Hace unas semanas, cuando la competición marchaba por la jornada 25, el Real Zaragoza llegaba a estar a doce puntos del Villarreal, equipo que marcaba la salvación. A día de hoy el equipo de Manolo Jiménez se encuentra a solo cinco puntos del equipo amarillo y del Granada, última víctima en la fulgurante reacción aragonesa. Todo parecía indicar que las derrotas frente al Barcelona y al Sevilla volvían a desahuciar al conjunto blanquillo. Sin embargo, la vida le da otra oportunidad más para… la vida.

El aspecto de la subsistencia en Primera cobra un tinte más cómico hoy, si cabe, puesto que el campo al que viaja el Zaragoza esta tarde es un terreno más o menos maldito. El Ono Stadi, campo del Mallorca, fue el teatro que acogió el último descenso del equipo zaragocista. Curiosamente hoy le brinda una segunda oportunidad. Una ocasión para recortar distancias a sus rivales, siempre y cuando éstos pinchen, claro. La vida para el Zaragoza da una vuelta de tuerca. Dos oportunidades en un único partido. La primera, la más importante esta tarde, la de conseguir los tres puntos y esperar los fallos de Granada y Villarreal. Eso metería una gran presión a los andaluces y a los castellonenses. Alcanzando la primera oportunidad, haciéndola realidad, se conseguiría la segunda. Cobrarse la venganza con un estadio que trae infaustos y recientes recuerdos al aficionado del club. Aquel descenso de 2008. Cobrándose hoy esa deuda el Zaragoza se aferraría, a la vez, a la vida de Primera División.

No es por ser optimista, pero todo apunta a que esta tarde la dinámica en el Ono Stadi puede cambiar. El equipo tiene bajas. Pinter, Obradovic y Aranda se pierden la cita por lesión. Sensibles ausencias. A ellas se suma la injusta sanción de Ruben Micael, que no obtuvo el perdón a través de la cautelar. En su lugar aparecen Kevin, Joel y Ortí. No importa quién se pierda la batalla. Ni lo dura que pueda ser. El partido de hoy debe ser otro paso hacia la vida.

Este es el camino correcto

Este es el camino correcto   fotografía

Paredes se estira para cortar un avance de Cesc Fábregas.

El Real Zaragoza mantiene intacto el sueño de lograr la salvación. Es cierto que se perdió, y por goleada, el partido del pasado Sábado ante el Barcelona, pero la imagen y la actitud dadas por el equipo no llevan a la duda. Éste es el camino correcto que hay que seguir de aquí a que termine la temporada. Es el punto de intensidad, de actitud y de juego necesarios para salir de la situación en la que se encuentra el conjunto blanquillo. Y sobre todo, se dio algo en La Romareda que no sucedía desde hacía mucho tiempo: la total comunión entre jugadores y afición, poniendo toda la carne en el asador, cada uno en su parcela. Los jugadores esforzándose al máximo y dándolo todo durante los 90 minutos, y la afición, animando y jaleando a su equipo desde el inicio hasta el final del encuentro, aún cuando el resultado era ya de 1-4, para darle aliento a sus gladiadores que pese a ser goleados seguían dando la cara, haciendo ver a sus jugadores que el Real Zaragoza y el zaragocismo es un solo ser, como en los días de oro del club, y que unidos se puede conseguir el objetivo a final de temporada.

Y esto es algo que debe seguir así, pase lo que pase en Sevilla, porque sólo con el empuje de todos, tanto en la grada como en el césped, se podrán sacar adelante los vitales compromisos que quedan en el feudo zaragocista y así conseguir la tan ansiada permanencia en Primera. En estos momentos, el Zaragoza sigue en la antepenúltima posición con 28 puntos, pero la derrota del Villarreal en campo del Betis y el empate del Granada en Mallorca, hace que se mantenga la distancia de 4 puntos con la salvación, marcada por los castellonenses, y de 7 puntos con los andaluces, que también se postulan como grandes rivales de los blanquillos de cara al objetivo final.

Jiménez puso sobre el terreno de juego un once formado por Roberto, Álvarez, Da Silva, Paredes, Abraham, Pintér, Zuculini, Micael, Lafita, Obradovic y Aranda, apostando por la continuidad tanto en nombres como en concepto táctico y forma de jugar. El partido fue igualado en la primera parte, con un Zaragoza jugando con mayor intensidad y presión que los barcelonistas, disputando cada balón y jugándole de tú a tú al mejor equipo del mundo. Pero poco a poco, la mayor calidad del Barça se fue imponiendo al trabajo físico y táctico de los aragoneses dándole la vuelta al encuentro. Tan sólo el penalti marrado por Aranda, el fallo de Roberto a la salida de un córner que propició el gol del empate de Puyol y algunas decisiones arbitrales dudosas en contra de los intereses blanquillos empañaron un muy buen partido de los de Jiménez. Aún con 10 jugadores durante toda la segunda parte, el Zaragoza no le perdió la cara al partido y lo siguió intentando y peleando hasta el final, sin renunciar al ataque y a dar la sorpresa de hacerle daño al Barcelona.

Pese al error de fallar el penalti que Valdés había cometido sobre Lafita, Aranda se rehízo y consiguió batir la meta de Víctor Valdés al rematar con la cabeza un rechace del cancerbero catalán a un disparo precisamente suyo. Además del gol, el delantero andaluz fue el zaragocista que más remates intentó contra portería contraria con 3 remates más. También Lafita, Micael, Zuculini, Pintér y Obradovic lo intentaron, cada uno de ellos en 2 ocasiones. En cuanto a los fueras de juego, el árbitro castellano leonés Javier Turienzo Álvarez, señaló 4 en contra de los intereses zaragocistas, a Da Silva, Lafita, Zuculini y a Obradovic.

Este es el camino correcto   fotografía

Momento en el que Valdés comete penati sobre Lafita.

En el aspecto disciplinario, lo más destacado fue la expulsión al final de la primera parte de Abraham por doble tarjeta amarilla. Aparte de este hecho, el colegiado Turienzo Álvarez mostró 3 tarjetas amarillas a los jugadores blanquillos, en esta ocasión para Lanzaro, Micael y Zuculini. Así, el lateral izquierdo se perderá el próximo partido contra el Sevilla por sanción, mientras que Pablo Álvarez, Luis García, Zuculini y Pintér conforman la lista de apercibidos de sanción por ciclo de amonestaciones. Por otro lado, también el número de infracciones pitadas fue mayor para el Zaragoza que para el Barcelona, ya que Turienzo Álvarez le señaló a los maños 23 faltas en contra por 13 faltas a favor. Pintér y Pablo Álvarez fueron los que más infracciones cometieron con 6 y 4 respectivamente, mientras que Micael y Pintér en 3 ocasiones y Lafita en 2, fueron los que más infracciones sufrieron por parte de los hombres entrenados por Guardiola.

Atendiendo al robo y recuperación de balones a lo largo del encuentro, cabe reseñar a Paredes y Da Silva con 8 cada uno y a Pablo Álvarez y Micael con 6 cada uno, como los jugadores que más esféricos recuperaron. En contraposición, los futbolistas maños que más balones perdieron en favor azulgranas fueron Micael con 11, Lafita con 9 y Aranda con 8, mientras que el que menos pérdidas de balón hizo de entre los que disputaron más minutos fue Paredes con 4 pérdidas de balón.

Por último, en cuanto a los pases realizados al compañero y a lo que hizo cada jugador zaragocista con el balón en los pies, hay que destacar que los que tuvieron mayor porcentaje de acierto en los pases fueron Obradovic con el 95%, Paredes con el 78,3% y Aranda con el 75%.

Así pues, tras los 31 partidos de Liga que se han jugado hasta el momento, las principales estadísticas de los jugadores quedan de la siguiente manera:

  Minutos     Goles
1º Roberto 2.931   1º Postiga 7
2º Paredes 2.258   2º Luis García 4
3º Lafita 2.201   3º Juan Carlos 3
4º H. Postiga 2.170   4º Apoño 3
5º Luis García 2.129   5º Lafita 2
         
  Remates     Fueras de juego
1º H. Postiga 59   1º H. Postiga 43
2º Lafita 42   2º Lafita 10
3º Luis García 36   3º Aranda 9
4º Micael 27   4º Luis García 9
5º Ponzio 21   5º Obradovic 4
         
  % de pases     Asistencias de gol
1º Zuculini 82,63   1º Lafita 4
2º Edu Oriol 82,12   2º Luis García 3
3º Pintér 77,80   3º Zuculini 2
4º Micael 76,55   4º Apoño 1
5º Da Silva 75,34   5º Micael 1
         
  Balones perdidos     Balones recuperados
1º Lafita 265   1º Da Silva 223
2º H. Postiga 238   2º Paredes 221
3º Luis García 235   3º Lanzaro 163
4º Micael 202   4º Ponzio 156
5º Ponzio 194   5º Pintér 130
         
  Faltas cometidas     Faltas recibidas
1º Paredes 50   1º Lafita 53
2º Micael 46   2º Luis García 47
3º H. Postiga 45   3º H. Postiga 40
4º Lafita 43   4º Micael 33
5º Lanzaro 40   5º Obradovic 24
         
  Tarjetas amarillas     Tarjetas rojas
1º Lanzaro 14   1º Lanzaro 3
2º Paredes 12   2º Juan Carlos 1
3º Micael 6   3º P. Álvarez 1
4º Lafita 6   4º Zuculini 1
5º Zuculini 6   5º Abraham 1

Fotografía: elperiódicodearagon.com

¿Barco o canoa?

Era difícil imaginar que el Real Zaragoza llegase al partido frente al Barça con esperanzas de conseguir la victoria. Era difícil incluso imaginárselo a estas alturas de la temporada con opciones de salir del descenso y de salvar la categoría. Los números no engañaban, doce puntos de distancia hasta la salvación parecían mucho más que un mundo. Pero es lo que tienen los números en el mundo del fútbol, hoy te pueden dar la razón y mañana quitártela. Ahora el Real Zaragoza es otro, gracias en gran parte a la imagen que le ha imprimido Manolo Jiménez, y que mañana consiga los tres puntos ante el vigente campeón de Europa suena utópico, pero ya no tanto. Los pitidos se han convertido en gritos de ánimo, los insultos en alabanzas y La Romareda parece estar convencida en unanimidad para gritar ‘sí, se puede’.

La pregunta que yo me hago es: ¿Hasta cuándo se puede? Pocos eran los que cuando se perdió por goleada en Málaga pensaban que se podía revertir la situación. Muchos los tildaban de locos y los acusaban de querer crear falsas esperanzas en la afición blanquilla. El descenso era inevitable. No serían más de un centenar los que navegaban en esa pequeña canoa y que veían que pese a que la situación era crítica aún quedaba tiempo para un milagro. Hoy, esa canoa se ha convertido en un trasatlántico. El barco está lleno casi en su totalidad y los que hace unos meses no veían otra posibilidad que estar el año que viene en Segunda ahora se ponen en primera fila de este movimiento de fe y esperanza. No los juzgo, todo el mundo tiene derecho a rectificar o a cambiar de opinión, pero a raíz de esto es cuando me surge la pregunta que formulo al principio de este párrafo: Hasta cuándo. ¿Hasta que se pierda contra el Barça y el Sevilla? Tras estos dos partidos el Real Zaragoza puede estar de nuevo a una distancia considerable de la salvación y será entonces cuando me gustará ver qué será de ese barco, si seguirá lleno hasta la bandera o si volverá a ser esa canoa tripulada por esos pocos locos que siguen viendo posibilidades.

Todo el mundo tiene derecho a pensar lo que quiera. Sólo faltaría. Pero no creo que lo que hoy es negro mañana pueda ser blanco y a la inversa. Para que nos entendamos, ni hoy el Real Zaragoza está salvado ni después de estos dos partidos si se pierde estará descendido. Creo que hay que tener los pies en el suelo, los zaragocistas estamos acostumbrados últimamente a vivir sensaciones límites y lo mejor es tener la cabeza fría y no dejarse llevar por el corazón ni por forofismos desbocados.