Tag Archives: futbol

Fútbol y demás enredos

Fútbol y demás enredos   fotografíaRueda el balón. Se acabaron los debates sobre los sentimientos personales de las estrellas mediáticas. La atención se centrará de nuevo en el cuero o, en el peor de los casos, en el árbitro de turno. Después de sobrellevar el mono gracias a la droga blanda de los compromisos internaciones, el circo del pueblo moderno inundará de nuevo las televisiones este fin de semana. Incluso el lunes. Yo, encantado.

En el entorno blanquillo, alejado de posturas independentistas y de cracks mundiales endiosados, Arnaldo Félix ocupó el espacio vacío provocado por el parón liguero. Una salida tardía, una expulsión fulgurante y su culpabilidad admitida. Detrás queda todo el daño que durante su mandato ha provocado a la Federación de Peñas del Real Zaragoza. Sólo queda desear que esta asociación represente con dignidad, honor y creatividad al aficionado. Todo lo contrario que hasta ahora.

Manolo Jiménez, ajeno a todo conflicto y él sí ejemplo de transparencia, contará en Anoeta con un equipo de garantías, cercano al que el entrenador esperaba a principios de julio. Las lesiones y la tardanza en ciertos fichajes, principalmente el del lateral derecho, lo habían imposibilitado hasta ahora. Sapunaru apunta a titular, desde este domingo hasta mayo. En el centro del campo cuenta con diversas posibilidades tras la puesta a punto de Apoño, Movilla y Romaric e incluso también son varias las opciones en las bandas. Tener posibilidad de elección ya es una buena noticia. Siempre con el gol en la mente, Helder Postiga llega en racha tras marcar con Portugal, frente a este rival anotó su primer tanto como blanquillo, probablemente, el mejor gol de su vida. El objetivo común: firmar un 2/2 como visitante.

Pero no será fácil. La Real Sociedad mantiene el bloque de la pasada temporada, encabezado por Philippe Montanier en el banquillo, a pesar de  las dudas que transmitió al comienzo de la Liga2011/2012. La apuesta por la cantera se mantiene intacta en el seno txuri-urdin, ejemplificada este año en la elección del joven Rubén Pardo, a sus 19 años, como manija del centro del campo. A su lado Illarramendi, por detrás Iñigo Martínez volverá a la titularidad tras su lesión y arriba Griezmann y Agirretxe. Todos ellos, hay más en la plantilla, formados en Zubieta. Para tranquilidad zaragocista, de Javier Paredes particularmente, faltará Xabi Prieto.

Dos clubes que han vivido situaciones de inestabilidad similares, pasos por el infierno y que pretenden consolidar un proyecto que devuelva tranquilidad a corto plazo y éxitos como antaño en un futuro más lejano. Al menos, contribuyendo a la calma y al hipnotismo social, el balón ya está de vuelta.

Foto: Heraldo de Aragón

Fútbol en el alambre

El Real Zaragoza se la juega otra semana más. Se agotan los calificativos. Finales, partidos vitales, duelos a vida o muerte. Ya no hay más nombres posibles para las citas que le restan al conjunto blanquillo. Lo peor es que de un día a otro el sueño de la permanencia, que parecía acercarse contra todo pronóstico el último mes, vuelve a esfumarse como el humo entre los dedos de los seguidores y de la propia plantilla. Las derrotas contra el Barcelona y contra el Sevilla han dejado tocado a un conjunto aragonés que se encuentra a siete puntos de un Villarreal que ganó el pasado miércoles sobre la bocina. Si bien en ambos partidos el Zaragoza se fue de vacío tras los noventa minutos, la evolución de la imagen mostrada deja mucho que desear. Más bien se podría catalogar como involución.

Contra el equipo de Pep Guardiola los de Manolo Jiménez dieron la cara. Pelearon, lucharon, tuvieron ocasiones para adelantarse, erraron un penalti, se adelantaron, fueron espoleados por el colegiado y tras 90 minutos se macharon al vestuario con un contundente 1 a 4 pero con la sensación de haber plantado cara a uno de los mejores equipos de la Liga. La cara del Sánchez Pizjuán está en las antípodas. El equipo salió sin tensión, sin ganas, sin oficio y  con una defensa de verbena. Lo peor de todo fue que un mal partido, en un momento clave eso sí, tiró por el sumidero toda la escalada imposible que había hecho creer a todos los aficionados. Hasta los más reticentes había vuelto a La Romareda. Prueba de ello es que el campo fue una olla a presión tanto contra el Atlético de Madrid como contra el propio Barça.

La situación ahora es la que pinta la clasificación. Siete puntos que hay que remontar en seis partidos. Varios de los rivales, además, son directos en esa carrera. Serán duelos a vida o muerte. El primero es mañana en casa contra el Granada (16.00 horas), episodio piloto del fútbol en el alambre. Los de Jiménez están obligados a ganar a los andaluces para no perder comba. Aún más importante, para no perder la fuerza moral que han ido mostrado recientemente. Si la mentalidad luchadora se esfuma, lo hace también el equipo. Después hay que viajar a Mallorca. Será otra cita en la que se jugará al filo de la navaja. Racing de Santander y Getafe también aparecen en esas seis últimas citas. Se terminan los calificativos de nuevo. La gran duda: ¿aguantará el tirón el equipo en las últimas semanas? Más aún. ¿Se ganarán cinco de esos seis partidos? La respuesta llegará en un mes de infarto. En un mes de fútbol en el alambre, en el riesgo, al borde del precipicio.

Mario Ornat: “El Real Zaragoza se ha convertido en un equipo que cada temporada sufre para mantenerse y esa no es su naturaleza”

Redactor de la delegación del Diario AS en Zaragoza, Mario Ornat llega a la cita con el gesto relajado, distanciado de los sobresaltos inducidos en los últimos días por el equipo de su ciudad, de su vida. Una conversación sobre el fútbol actual y el de antaño, sobre periodismo, rugby, música o literatura en unos tiempos en los que es difícil ver a alguien que reflexiona antes de dar su respuesta.

Mario Ornat: El Real Zaragoza se ha convertido en un equipo que cada temporada sufre para mantenerse y esa no es su naturaleza   fotografía

Tras el gol de Pablo Hernández y la posterior expulsión de Álvarez en Mestalla, el descenso se antojaba ineludible. Las puertas del infierno se abrían ya de par en par. Sin embargo, tres tantos consecutivos de Apoño, el último gracias a la torpeza de Godín y la experiencia de Postiga, provocaron el resurgir de la esperanza blanquilla. En La Romareda volvió a escucharse que sí se puede. Ya saben, ¡Zaragoza nunca se rinde!

¿En qué punto de la ola de optimismo se encuentra Mario Ornat?

En el más alto desde hace muchos meses. Es normal tras tanto tiempo de frustración y resultados tan decepcionantes, estábamos inmersos en una espiral de pesimismo que nos ha llevado a condenar al equipo antes de tiempo. Con la lógica de lo que se veía en el campo, pero olvidando que esto es un juego en el que ocurren cosas impensables y en el que las dinámicas cambian de un día para otro sin un motivo aparente. Yo estoy expectante, la experiencia de tantos partidos vistos me dice que los últimos encuentros son larguísimos y puede ocurrir de todo.