Tag Archives: granada

Un pasito más

Fue un partido aburrido, sin chispa ni emoción. Solamente se salvó el golazo de Aranda a pase de Romaric, que fue lo único positivo del africano. No ayudó el Granada, con bajas en su alineación y una escasa actividad durante todo el encuentro. Parecía un amistoso de verano donde a nadie le preocupa el resultado final y lo único importante es terminarlo sin lesionados. Las vacías gradas, menos de seis mil personas en la Romareda, respondieron con silbidos algunas acciones de los jugadores blanquillos que no tenían la misma intensidad que tres días antes en ese mismo escenario ante el Sevilla.

Se la ha jugado Manolo Jiménez con su decisión de poner como portero de la Copa a leo Franco. Ayer apenas tuvo trabajo pero su larguísima inactividad es un claro inconveniente para defender la meta con garantías en un partido complicado. Fue también extraño que convocase a Toni Doblas, con el que no cuenta para nada, dejando a un lado a Pablo Alcolea del que dijo era su tercer portero. ¿Con qué cara se habrá quedado el chaval? Son detalles que merecen la pena cuidar especialmente en un equipo que ya no tiene referentes locales de peso en la plantilla.

Y el sábado, a Madrid. Cuatro victorias en cincuenta y ocho partidos de Liga en la capital de España. Y un par de “sets” dolorosos, especialmente el día del triste debut de José Aurelio Gay en una noche fría y donde temí que los dos dígitos iluminasen el marcador. ¿Cómo jugarle al Madrid? ¿Como Caparrós en Mallorca? ¿Como Paco Jémez al Barcelona en Vallecas? Al final les cayeron cinco a los dos equipos cuando la trituradora goleadora destrozó sus planteamientos.

Estaremos atentos a lo que pase.

Otra oportunidad para la vida

Desde luego la vida da muchas vueltas. Hace unas semanas, cuando la competición marchaba por la jornada 25, el Real Zaragoza llegaba a estar a doce puntos del Villarreal, equipo que marcaba la salvación. A día de hoy el equipo de Manolo Jiménez se encuentra a solo cinco puntos del equipo amarillo y del Granada, última víctima en la fulgurante reacción aragonesa. Todo parecía indicar que las derrotas frente al Barcelona y al Sevilla volvían a desahuciar al conjunto blanquillo. Sin embargo, la vida le da otra oportunidad más para… la vida.

El aspecto de la subsistencia en Primera cobra un tinte más cómico hoy, si cabe, puesto que el campo al que viaja el Zaragoza esta tarde es un terreno más o menos maldito. El Ono Stadi, campo del Mallorca, fue el teatro que acogió el último descenso del equipo zaragocista. Curiosamente hoy le brinda una segunda oportunidad. Una ocasión para recortar distancias a sus rivales, siempre y cuando éstos pinchen, claro. La vida para el Zaragoza da una vuelta de tuerca. Dos oportunidades en un único partido. La primera, la más importante esta tarde, la de conseguir los tres puntos y esperar los fallos de Granada y Villarreal. Eso metería una gran presión a los andaluces y a los castellonenses. Alcanzando la primera oportunidad, haciéndola realidad, se conseguiría la segunda. Cobrarse la venganza con un estadio que trae infaustos y recientes recuerdos al aficionado del club. Aquel descenso de 2008. Cobrándose hoy esa deuda el Zaragoza se aferraría, a la vez, a la vida de Primera División.

No es por ser optimista, pero todo apunta a que esta tarde la dinámica en el Ono Stadi puede cambiar. El equipo tiene bajas. Pinter, Obradovic y Aranda se pierden la cita por lesión. Sensibles ausencias. A ellas se suma la injusta sanción de Ruben Micael, que no obtuvo el perdón a través de la cautelar. En su lugar aparecen Kevin, Joel y Ortí. No importa quién se pierda la batalla. Ni lo dura que pueda ser. El partido de hoy debe ser otro paso hacia la vida.

Cada vez más cerca

Cada vez más cerca   fotografía

Los jugadores del Real Zaragoza celebran el gol de Dujmovic.

El Real Zaragoza consiguió el pasado Domingo tres puntos de oro frente a un rival directo como es el Granada, que unidos al empate del Villarreal, dejan a los de Manolo Jiménez a 5 puntos de la salvación, marcada tanto por andaluces como por castellonenses con 36 puntos. La dinámica positiva, en actitud y en resultados, en la que está inmerso el conjunto blanquillo desde hace unas semanas (a excepción del partido ante el Sevilla) hace que las opciones aumenten con respecto a sus rivales, más aún teniendo en cuenta el calendario. El Zaragoza tiene que ir en la próxima jornada al campo del Mallorca y después tiene tres partidos consecutivos en La Romareda, frente a Athletic, Levante y Racing, para acabar la Liga en Getafe. Así pues, son encuentros más que asequibles todos ellos, sobre todo los que se disputan al calor de la afición zaragocista, para hacer realidad el sueño de mantener la categoría. Para ello es necesario, eso sí, mantener la actitud y la intensidad vistas en anteriores partidos, y sabiendo sufrir como este último choque ante el Granada.

Jiménez puso sobre el terreno de juego un once formado por Roberto, Álvarez, Da Silva, Paredes, Abraham, Dujmovic, Zuculini, Micael, Lafita, Edu Oriol y Aranda, en un once y un sistema que con la continuidad está dando grandes beneficios al equipo maño. El partido comenzó muy igualado por ambas partes, pero el tempranero gol de los blanquillos hizo que su actitud ofensiva fuera menos desesperada y se dedicara más a contemporizar y a ver como transcurrían los minutos. Un encuentro de tensión y nervios tanto por parte de los jugadores como por parte de una entregada afición que no dejó de animar.

Aranda fue de lo más destacado en el conjunto maño. Una asistencia suya y posterior remate desde la frontal del área de Dujmovic hicieron posible en único gol del partido, que a la postre le daría a los aragoneses los tres puntos con los que se siguen manteniendo las opciones de conseguir la permanencia. Aparte de ese gol, otros 7 remates fueron realizados por jugadores blanquillos contra la portería defendida por Julio César. El propio Dujmovic en 3 ocasiones más y Zuculini, también con 3 fueron los que más lo probaron. En cuanto a los fueras de juego, el árbitro madrileño Del Cerro Grande, señaló 2 posiciones adelantadas, en concreto a Postiga y a Obradovic.

Cada vez más cerca   fotografía

Dujmovic y el ex-zaragocista Uche pugnan por un balón.

En el aspecto disciplinario, lo más destacado fue la expulsión por roja directa de Micael. Aparte de este hecho, el colegiado Del Cerro Grande mostró 3 tarjetas amarillas a los jugadores blanquillos, concretamente a Pablo Álvarez, Paredes y Da Silva. Mayor importancia tiene la vista por el lateral argentino, ya que es la quinta y cumple ciclo de amonestaciones, por lo que causará baja en la visita de los blanquillos a Mallorca. Así, la lista de jugadores apercibidos de sanción está formada en estos momentos por Luis García, Da Silva y Zuculini. Por otro lado, también el número de infracciones pitadas fue mayor para el Zaragoza que para el Granada, ya que Del Cerro Grande señaló a los zaragocistas 25 faltas en contra por tan solo 9 que pitó a favor. Pablo Álvarez, Da Silva, Dujmovic y Micael con 4 cada uno de ellos, fueron los que más infracciones cometieron, mientras que Paredes en 3 ocasiones y Pablo Álvarez y Zuculini en 2 cada uno, fueron los que más infracciones sufrieron por parte de los hombres entrenados por Abel Resino.

En cuanto a los robos y recuperaciones de balón durante el partido, hay que señalar a Pablo Álvarez con 14, a Da Silva con 9 y a Paredes con 8, como los jugadores que más esféricos recuperaron. En contraposición, los futbolistas del cuadro aragonés que más balones perdieron en favor de los granadinos fueron Dujmovic con 16, Pablo Álvarez con 12 y Aranda y Zuculini con 9 cada uno,  mientras que los que menos pérdidas de balón hicieron de entre los que disputaron más minutos fueron Micael con 4 y Paredes, quien hasta que fue sustituido por lesión en la segunda parte, no perdió ni un solo balón.

En último lugar, atendiendo a cómo actuó cada futbolista con el balón en los pies y el acierto o no en cuanto a los pases realizados al compañero, se debe reseñar que los que tuvieron mayor porcentaje de acierto en los pases fueron Abraham con el 75%, Aranda con el 73,3% y Micael con el 70,6%. También cabe destacar al delantero Helder Postiga, quien saliendo desde el banquillo y en los pocos minutos que disputó, logró un 100% de acierto en los pases que realizó.

Tras estos datos, las estadísticas generales de los jugadores zaragocistas una vez transcurridas 33 jornadas ligueras son las siguientes:

  Minutos     Goles
1º Roberto 3.122   1º Postiga 7
2º Paredes 2.438   2º Luis García 4
3º Lafita 2.370   3º Juan Carlos 3
4º H. Postiga 2.288   4º Apoño 3
5º Luis García 2.224   5º Lafita 2
         
  Remates     Fueras de juego
1º H. Postiga 64   1º H. Postiga 45
2º Lafita 43   2º Lafita 10
3º Luis García 36   3º Aranda 9
4º Micael 27   4º Luis García 9
5º Ponzio 21   5º Obradovic 5
         
  % de pases     Asistencias de gol
1º Zuculini 81,01   1º Lafita 4
2º Edu Oriol 78,67   2º Luis García 3
3º Pintér 77,40   3º Zuculini 2
4º Micael 76,90   4º Aranda 2
5º Da Silva 74,49   5º Micael 1
         
  Balones perdidos     Balones recuperados
1º Lafita 276   1º Paredes 241
2º H. Postiga 250   2º Da Silva 232
3º Luis García 241   3º Lanzaro 171
4º Micael 213   4º Ponzio 156
5º Paredes 198   5º Pintér 137
         
  Faltas cometidas     Faltas recibidas
1º Paredes 53   1º Lafita 54
2º Micael 52   2º Luis García 47
3º H. Postiga 47   3º H. Postiga 42
4º Lafita 45   4º Micael 35
5º Lanzaro 42   5º Obradovic 24
         
  Tarjetas amarillas     Tarjetas rojas
1º Lanzaro 14   1º Lanzaro 3
2º Paredes 13   2º Juan Carlos 1
3º Micael 6   3º P. Álvarez 1
4º Lafita 6   4º Zuculini 1
5º Zuculini 6   5º Abraham 1

Fotografía: elperiódicodearagon.com

Fútbol en el alambre

El Real Zaragoza se la juega otra semana más. Se agotan los calificativos. Finales, partidos vitales, duelos a vida o muerte. Ya no hay más nombres posibles para las citas que le restan al conjunto blanquillo. Lo peor es que de un día a otro el sueño de la permanencia, que parecía acercarse contra todo pronóstico el último mes, vuelve a esfumarse como el humo entre los dedos de los seguidores y de la propia plantilla. Las derrotas contra el Barcelona y contra el Sevilla han dejado tocado a un conjunto aragonés que se encuentra a siete puntos de un Villarreal que ganó el pasado miércoles sobre la bocina. Si bien en ambos partidos el Zaragoza se fue de vacío tras los noventa minutos, la evolución de la imagen mostrada deja mucho que desear. Más bien se podría catalogar como involución.

Contra el equipo de Pep Guardiola los de Manolo Jiménez dieron la cara. Pelearon, lucharon, tuvieron ocasiones para adelantarse, erraron un penalti, se adelantaron, fueron espoleados por el colegiado y tras 90 minutos se macharon al vestuario con un contundente 1 a 4 pero con la sensación de haber plantado cara a uno de los mejores equipos de la Liga. La cara del Sánchez Pizjuán está en las antípodas. El equipo salió sin tensión, sin ganas, sin oficio y  con una defensa de verbena. Lo peor de todo fue que un mal partido, en un momento clave eso sí, tiró por el sumidero toda la escalada imposible que había hecho creer a todos los aficionados. Hasta los más reticentes había vuelto a La Romareda. Prueba de ello es que el campo fue una olla a presión tanto contra el Atlético de Madrid como contra el propio Barça.

La situación ahora es la que pinta la clasificación. Siete puntos que hay que remontar en seis partidos. Varios de los rivales, además, son directos en esa carrera. Serán duelos a vida o muerte. El primero es mañana en casa contra el Granada (16.00 horas), episodio piloto del fútbol en el alambre. Los de Jiménez están obligados a ganar a los andaluces para no perder comba. Aún más importante, para no perder la fuerza moral que han ido mostrado recientemente. Si la mentalidad luchadora se esfuma, lo hace también el equipo. Después hay que viajar a Mallorca. Será otra cita en la que se jugará al filo de la navaja. Racing de Santander y Getafe también aparecen en esas seis últimas citas. Se terminan los calificativos de nuevo. La gran duda: ¿aguantará el tirón el equipo en las últimas semanas? Más aún. ¿Se ganarán cinco de esos seis partidos? La respuesta llegará en un mes de infarto. En un mes de fútbol en el alambre, en el riesgo, al borde del precipicio.