Tag Archives: lafita

El sueño de un equipo de Aragón

A propósito del interés del Real Zaragoza por ‘repescar’ a Chechu Dorado, central que ha demostrado su más que valioso oficio en primera a las órdenes de Pepe Mel, surge una cuestión: ¿elabora el Real Zaragoza una profunda y cuidada labor de scouting y seguimiento de jóvenes valores en su ciudad y en su comunidad?

La respuesta, como siempre, no es blanca o negra. En su caso particular, el central verdiblanco retornará (o no) a la que fuera su casa hace ya más de una década, convertido en un central consolidado de Primera División y la operación se antoja complicada, en tanto en cuanto podría haber pasado toda su trayectoria vestido de blanquillo. Y no es el único caso de jugador que pasa por la Ciudad Deportiva o por equipos aragoneses siendo ignorado por el cuerpo técnico maño, para después triunfar en otros estadios, ante otras aficiones. En concreto, esta temporada se pueden encontrar muchos casos en equipos de perfil económico bajo, que buscan jugadores nacionales, solventes y sin fichas estratosféricas.

De hecho, una de las sensaciones de estas primeras jornadas esta siendo el Real Valladolid, recién ascendido, que ha vencido sus dos envites (uno de ellos, de hecho, al cuadro entrenado por Manolo Jiménez). En sus filas cuenta con la revelación, Víctor Pérez, que ha pasado de la suplencia en la Sociedad Deportiva Huesca a convertir dos goles en dos jornadas con los pucelanos. En el mismo equipo se enrola Omar, jugador que llegó al Huesca proveniente del Tenerife y que recaló a las órdenes de Djukic en calidad de cedido. Y, por supuesto, un jugador que desde el punto de vista de un servidor, está llamado a triunfar en esto del fútbol, si las lesiones le respetan: Lluís Sastre. El que fuera jugador del Real Zaragoza B y del Huesca ha dado este año el salto a la élite y tiene por delante en su puesto al propio Víctor Pérez, al que sentó en el Alcoraz.

Otro de los equipos que cuentan con jugadores que han estado en la órbita aragonesa es, por supuesto, el Real Betis Balompié. Al ya mentado Chechu Dorado, ex de la Ciudad Deportiva, se une uno de los atacantes de moda de los últimos años en el fútbol español: Rubén Castro. Si bien el canario nunca ha estado cerca del Real Zaragoza, en la temporada 2008-09 compartió delantera con Roberto en la S.D. Huesca, obteniendo grandes resultados. El ex de Racing de Santander y Deportivo de la Coruña juega y triunfa ahora en el mismo equipo que Dorado.

Además de ellos, otros ejemplos serían el ex oscense Mikel Rico, actual jugador del Granada; Andrés Fernández, porterazo que defiende la meta del Osasuna y, por supuesto, los ex canteranos Rubén Gracia ‘Cani’, actualmente en Segunda; Lafita, en el Getafe Álvaro Arbeloa, vigente campeón de Europa y del Mundo; Ander Herrera (Athletic de Bilbao) y Alberto Zapater, que continúa su periplo europeo jugando en el FC Lokomotiv de Moscú. En las últimas horas se ha conocido que Víctor Laguardia, que no cuenta para Jiménez, podría acabar recalando en el Rayo Vallecano. Es decir, que en una plantilla corta no habría sitio para el canterano, que si lo tendría en un rival directo de cara a la pugna por el descenso.

Éstos son sólo unos pocos ejemplos de jugadores que han jugado en Aragón, a los que hemos podido ver bien en la Romareda, bien en el Alcoraz o en la Ciudad Deportiva. Pasaron y se fueron, para dejar su sitio a los Loovens, Dujmovic, Zuculini, o Babic. Si bien es cierto que no se puede confiar la construcción de un equipo curtido, fuerte y de Primera en jugadores canteranos y de Segunda, si que la columna vertebral del mismo se puede apuntalar con incorporaciones de este cariz.

Ya no es cuestión de fijarse en el celebérrimo ‘modelo Barça’ que económicamente está tan lejos de las posibilidades del Real Zaragoza. Simplemente es cuestión de mirar hacia abajo en lugar de hacia fuera. Parece que este año se recupera ese interés por recolectar en Segunda (de donde salió, por ejemplo, David Villa). A algunos les provoca repulsión el tratar de dar un paso más y efectuar una gran infraestructura a nivel de Aragón, en colaboración con equipos de Segunda, como el Huesca, y de Segunda B. Yo en cambio, me planteo nuestro potencial como Comunidad. ¿Se imaginan si todos esos ex oscenses mentados figurasen ahora en el plantel blanquillo y, a cambio, Goni, Kevin, Laguardia, Porcar u Ortí pudieran foguearse en Segunda?

El milagro de la esperanza

Milagro. Hecho no explicable por las leyes naturales y que se atribuye a intervención sobrenatural de origen divino. También puede ser definido como un suceso o cosa rara, extraordinaria y maravillosa. Plasmado en el ámbito deportivo, si el Real Zaragoza logra la victoria el domingo en Getafe habrá logrado el milagro más grande jamás contado.

Será un hecho no explicable por las leyes naturales. El pasado 4 de marzo el Real Zaragoza llegó a estar a 13 puntos de la salvación por unos minutos. En aquel medio día de domingo el Villarreal gobernaba en el marcador de La Romareda (0-1). Un gol sobre la bocina de Abraham dio a la parroquia blanquilla su primera gran alegría (2-1) cuando se daba ya todo por perdido. Pero no quedó ahí ese asombro general. Un suceso o cosa rara fue lo que ocurrió en Mestalla, cuando Apoño guió a un equipo que comenzaba a confiar y se sumaron otros tres puntos contra un Valencia que iba tercero. De paso se destruía la maldición que pesaba sobre el campo Che. Extraordinario fue el final de esa semana loca. Solamente cuatro días después La Romareda veía como, de nuevo Apoño, sumaba otra victoria blanquilla para seguir creyendo después de que Godín cometiera un penalti tan infantil como innecesario sobre Hélder Postiga en el descuendo (0-1). Después, maravillosa ha sido la actitud de la afición el día del encuentro contra el Barça. Y contra el Granada. Y contra Athletic. Y contra el Racing. No hay duda de que también lo será mañana en el Coliseum Alfonso Pérez. La grada del estadio getafeño rezumará zaragocismo por los cuatro costados con miles de almas empujando un sueño que, en estos momentos, está en la mano de un equipo que ha coqueteado todo el año el fuego de Segunda.

En los milagros, según la definición anterior, se habla de la intervención sobrenatural de origen divino. Sin llegar a ponerles al nivel de dioses, bien es cierto que determinadas intervenciones han dejado al Zaragoza con el milagro a su alcance, dependiendo de sí mismo. Abraham con su gol al submarino. Dujmovic con su actuación ante el Granada. Edu Oriol con sus goles ante el Athletic y el Levante. Zuculini con su derroche de casta, ganas y pundonor e incluso por entrar en una convocatoria una semana después de orinar sangre. Obradovic por su regreso después de haber sido injustamente apartado. Álvarez por devolver a la defensa blanquilla el puesto de lateral derecho. Rúben Micael por acoplarse a su nuevo rol en el centro del campo. Aranda por su trabajo y su sacrificio arriba. Pintér por haber mostrado su mejor cara tras casi año y medio. Lanzaro por su liderazgo, su honradez y su implicación. Han sido excelentes intervenciones. Héroes secundarios. Gracias a ellos el sueño de la salvación también está un poco más cerca.

La gloria se la han llevado otros, como siempre. Aquí sí que podríamos catalogar de divino a uno. Roberto. Ése ángel que ha parado, literalmente, carros y carretas. Con sus fallos y aciertos, como todos. Pero ha sido capaz de sostener al Zaragoza con vida en el tramo final de la Liga. Otro soldado recuperado para la batalla final ha sido Lafita. Ha vuelto cuando su equipo -el de toda la vida- más lo necesitaba. Goles fundamentales al Sporting y al Racing que han encendido la llama de toda una afición. Un recién llegado, Apoño. Pese a llegar en invierno y tener una forma física cogida con alfileres ha demostrado tener una calidad extraordinaria. Sus actuaciones han sido vitales para el Zaragoza. No se puede dejar atrás a Hélder Postiga. Comenzó como un tiro, chilena imposible mediante, pero después se fue diluyendo como un azucarillo. Ahora vuelve a salir a relucir todo su potencial de genial ariete. No siempre con goles, pero habitualmente con implicación y con sacrificio en las labores ofensivas. En el altar de los altares, el líder de esta peculiar orquesta. Manolo Jiménez. El nombre que corea toda la afición. Hablan de la inmensidad de sus bemoles. Ha sido capaz de unir a un vestuario roto y de hacer jugar a un equipo mediocre. Cuando todos daban por desahuciado al Real Zaragoza él siempre creyó. Lo contagió a toda la grada. Ahora, al grito de ¡Sí se puede!, deberá cerrar el milagro que ha ido fabricando en el campo del Getafe. Después será elevado a los altares del zaragocismo. Antes tiene que librar su última gran batalla. Si gana logrará el milagro de la esperanza, el que nunca nadie creyó hasta hace pocas semanas.

A un solo paso del milagro

A un solo paso del milagro   fotografía

Jiménez posa con el lema de la remontada zaragocista.

El objetivo marcado en las últimas semanas está cumplido. Ganar los tres partidos consecutivos que el Real Zaragoza tenía en casa y llegar a la última jornada dependiendo de sí mismo. A ello han ayudado también los resultados de los demás equipos implicados, resultados que en anteriores jornadas había sido desfavorables para los intereses blanquillos. La goleada encajada por el Rayo en Sevilla y las derrotas a última hora de Granada y Villarreal han dejado al Zaragoza en la situación más favorable desde hace muchas semanas.

Las cuentas no dejan lugar a muchas dudas. Si el Zaragoza logra la victoria en el Coliseo Alfonso Pérez de Getafe estará salvado hagan lo que hagan sus rivales. Incluso un empate en terreno azulón podría llegar a ser suficiente para obtener la permanencia según lo que suceda en otros estadios. Si el Villarreal pierde en casa ante el Atlético de Madrid, al Zaragoza le valdría un punto para salvarse pase lo que pase en Vallecas, puesto que el golaveraje particular entre ambos está del lado de los maños, además de que un triple empate entre Zaragoza, Villarreal y Rayo también favorece a los blanquillos. En caso de que el Villarreal sumara algún punto, al Zaragoza le seguiría valiendo el empate siempre que el Rayo pierda su partido en su estadio ante el Granada.

Pero aún así, el Real Zaragoza sólo tiene que pensar en la victoria, olvidándose de otros partidos. Y para ello se tiene que apoyar, como en la últimas jornadas, en una afición que se ha volcado con su equipo y que seguro que le arropará en su viaje a Getafe, como ya hiciera el año pasado ante el Levante, para juntos poder conseguir al fin el preciado objetivo de la salvación y así continuar el año que viene en la Primera División.

En la penúltima final de la temporada y el último encuentro en La Romareda, Manolo Jiménez puso sobre el terreno de juego un once formado por Roberto, Pablo Álvarez, Da Silva, Paredes, Abraham, Pintér, Apoño, Micael, Edu Oriol, Lafita, y Postiga. El equipo se mostró muy activo de cara a la portería contraria. Pese al gol inicial del Racing anotado por Christian, los zaragocistas intentaron de todas las maneras posibles la remontada, y de ahí el gran número de ocasiones de gol de que dispusieron. Postiga en la primera parte rematando un centro de Pablo Álvarez, y Lafita en la segunda al remachar a gol un remate en semifallo de Postiga le dieron la vuelta al marcador. Además de los dos goles anotados, los pupilos de Jiménez realizaron 27 remates más a portería, sin duda el partido en el que más opciones de gol se han tenido de toda la temporada, aunque también la situación lo necesitaba. Postiga en 7 ocasiones más, Lafita en 5 más y Edu Oriol en 4 fueron los que más veces lo intentaron. Con respecto a los fueras de juego, el árbitro perteneciente al colegio andaluz Paradas Romero, señaló 7 situaciones adelantadas al equipo aragonés, 5 de ellas al delantero Helder Postiga y una a Luis García y Lafita respectivamente.

A un solo paso del milagro   fotografía

Lafita celebra el gol del triunfo ante el Racing.

En cuanto al aspecto disciplinario, el colegiado Paradas Romero mostró tan solo 1 tarjeta amarilla al equipo blanquillo, concretamente a Pintér, por lo que los zaragocistas afrontaran el último partido en Getafe sin bajas por sanción y sin tener en cuenta ya la lista de apercibidos por acumulación de amonestaciones. En lo referente al número de infracciones, ambos equipos presentaron cifras muy similares. El Racing cometió 17 faltas mientras que el Zaragoza realizó 18 faltas. Pintér con 6 y Pablo Álvarez con 3, fueron los que más infracciones cometieron, mientras que Lafita y Apoño con 4 cada uno fueron los que más infracciones sufrieron por parte de los jugadores dirigidos por Álvaro Cervera.

En el capítulo de recuperaciones, hay que destacar a Paredes con 10 y a Pablo Álvarez, Abraham y Pintér con 7 cada uno, como los jugadores blanquillos que más balones recuperaron. Por otro lado, los futbolistas del cuadro aragonés que más balones perdieron en favor de los jugadores racinguistas fueron Postiga con 14, Lafita con 11 y Da Silva y Abraham con 8 pérdidas cada uno.

Finalmente, atendiendo a lo que hizo cada futbolista con el balón en los pies y a calidad de los pases realizados al compañero, hay que destacar como los jugadores con mayor porcentaje de acierto a Micael con el 88,4%, a Edu Oriol con el 85,7%, a Pintér con el 82,8% y Paredes con el 79,2% de pases bien ejecutados.

Por tanto, teniendo en cuenta los datos obtenidos en este partido, las principales estadísticas generales de los jugadores zaragocistas a falta de una jornada para que termine la Liga son las siguientes:

  Minutos     Goles
1º Roberto 3.501   1º Postiga 8
2º Paredes 2.817   2º Luis García 4
3º Lafita 2.746   3º Apoño 4
4º H. Postiga 2.667   4º Lafita 3
5º Da Silva 2.500   5º Juan Carlos 3
         
  Remates     Fueras de juego
1º H. Postiga 84   1º H. Postiga 52
2º Lafita 55   2º Lafita 11
3º Luis García 41   3º Luis García 10
4º Micael 29   4º Aranda 9
5º Apoño 24   5º Obradovic 5
         
  % de pases     Asistencias de gol
1º Edu Oriol 81,12   1º Lafita 4
2º Zuculini 80,82   2º Luis García 3
3º Micael 77,71   3º Zuculini 2
4º Pintér 77,58   4º Aranda 2
5º Da Silva 73,47   5º Micael 1
         
  Balones perdidos     Balones recuperados
1º Lafita 312   1º Paredes 286
2º H. Postiga 295   2º Da Silva 266
3º Luis García 256   3º Lanzaro 181
4º Micael 231   4º Pintér 151
5º Paredes 223   5º Micael 146
         
  Faltas cometidas     Faltas recibidas
1º Micael 60   1º Lafita 63
2º Paredes 57   2º H. Postiga 57
3º Lafita 51   3º Luis García 52
4º H. Postiga 50   4º Micael 37
5º Lanzaro 44   5º Apoño 31
         
  Tarjetas amarillas     Tarjetas rojas
1º Lanzaro 15   1º Lanzaro 3
2º Paredes 14   2º Juan Carlos 1
3º Mateos 7   3º P. Álvarez 1
4º H. Postiga 7   4º Zuculini 1
5º Micael 7   5º Abraham 1

Cada vez con mayores opciones

El Real Zaragoza sigue vivo en la Liga. Lo demostró el pasado Sábado al conseguir un importante triunfo en el Molinón, hogar del Sporting, rival directo por evitar las posiciones de descenso. Los de Manolo Jiménez han conseguido en estas últimas cuatro jornadas la mejor racha que se recuerda en muchos mesesen las estancias blanquillas. 10 puntos de 12 posibles, que aunque no han servido para salir del descenso, debido a que los resultados de otros equipos implicados no han acompañado a las aspiraciones zaragocistas, sí que han permitido tanto a plantilla como a afición para rodearse de un cierto halo de optimismo con la idea de que ahora es posible el milagro.

Cada vez con mayores opciones   fotografía

Los jugadores zaragocistas celebran la victoria una vez finalizado el encuentro.

En estos momentos, el Zaragoza ha conseguido dejar de ser colista tras mucho tiempo en esa posición y ha dejado un poco más hundidos a Sporting y Racing. Es decimoctavo con 28 puntos, a 4 del Villarreal que sigue marcando el límite de las posiciones de peligro y que ahora mismo es el máximo rival de los aragoneses de aquí a final de curso. Las dos próximas jornadas son de gran dificultad, con la visita del Barcelona a La Romareda y la salida al campo del Sevilla, pero el resto de partidos podrías ser más que asequibles dada la dinámica que lleva le Zaragoza en los últimos tiempos. Se jugará en la capital del Ebro contra Granada, Athletic, Racing y Levante y quedaran los viajes a Mallorca y Getafe.

Y es que el equipo, bajo las órdenes de Jiménez, ha recuperado el orgullo, la lucha, la garra y la intensidad que parecían perdidas en la primera vuelta de la competición. El cuadro aragonés se enfrentó al Sporting con un once formado por Roberto, Álvarez, Mateos, Paredes, Abraham, Pintér, Dujmovic, Apoño, Lafita, Obradovic y Postiga. Comenzó el partido mucho mejor que los locales, presionando, luchando cada balón, combinando y acercándose con peligro hacia la meta asturiana. Fueron pasando los minutos y solo el normal cansancio y la actuación arbitral que lastró el juego blanquillo, permitieron que el Sporting fuera ganando terreno y adquiriendo un mayor protagonismo.

Fue partido igualado, con ocasiones en ambos lados del campo. Las que se produjeron contra la portería maña fueron bien resueltas por Roberto, a excepción del gol sportinguista que se produjo por un fallo en la marca a la salida de un córner. En cambio, el Zaragoza gozó de un poco más de fortuna que otras veces le ha sido esquiva, y logró perforar la portería de Juan Pablo en dos ocasiones. La primera en el primer tiempo por parte de Postiga que aprovecha una dejada de cabeza de Mateos y la segunda, en los minutos finales del encuentro, al rematar Lafita un potente centro desde la derecha de Zuculini. Al margen de los tantos que le dieron la victoria, los blanquillos realizaron 9 remates más a puerta a lo largo del partido, siendo Postiga con 5 más y Apoño con 2, los que más probaron el disparo contra la portería contraria. En cuanto a los fueras de juego, el árbitro cántabro José Antonio Teixeira Vitienes, señaló tan solo 1 en contra de los intereses zaragocistas, en este caso a Obradovic.

Cada vez con mayores opciones   fotografía

Lafita celebra su gol que daba la victoria ante el Sporting

En el apartado del aspecto disciplinario, los maños no consiguieron igualar la estadística de la jornada interior de mantener vacío el casillero de amonestaciones. Se notó lo que se jugaban ambos equipos pero quizá el colegiado no supo manejar bien la situación y se mostró algo más casero, ya que mostró 6 tarjetas amarillas a los jugadores zaragocistas (Pablo Álvarez, Paredes, Mateos, Postiga, Lafita y Pintér) por las 2 que les mostró a los gijoneses. Así, el central Mateos se perderá el próximo partido contra el Barcelona por acumulación de amonestaciones, mientras que Pablo Álvarez y Pintér se unen a Luis García en la lista de apercibidos de sanción. Por otro lado, también el número de infracciones pitadas fue mayor para el Zaragoza que para el Sporting, ya que Teixeira Vitienes le señaló a los maños 30 faltas en contra por 19 faltas a favor, siendo Paredes, Postiga, Lafita y Abraham con 4 cada uno de ellos los que más infracciones cometieron, mientras que Lafita y Apoño en 6 ocasiones cada uno fueron los que más infracciones sufrieron por parte de los pupilos de Clemente.

En cuanto a los balones recuperados a lo largo del partido por los jugadores blanquillos, los más destacados fueron Paredes con 12, Pintér con 9 y Abraham con 8. En contraposición, los jugadores que más balones perdieron en favor de los futbolistas asturianos fueron Apoño y Paredes con 12 cada uno y Lafita con 11,  mientras que los que menos pérdidas de balón hicieron de entre los que disputaron la mayor parte del encuentro fueron Mateos con 3 y Pintér y Pablo Álvarez con 4 pérdidas cada uno de ellos.

Finalmente, hemos de fijarnos en lo que hizo cada jugador del Zaragoza cuando disponía del balón en sus pies y en lo acertado o no de los pases al compañero, y en ese sentido hay que destacar como a los más eficaces en cuanto a los pases efectuados a Pintér con el 77,9%, Mateos con el 71,4% y Obradovic con el 70,8%. También hay que reseñar en este apartado a Zuculini, quien saliendo como reserva en la segunda mitad del partido, consiguió una efectividad en pases del 87,5%.

Así pues, compilando todos los datos, las estadísticas generales de los jugadores blanquillos una vez transcurridas 30 jornadas de Liga son las siguientes:

  Minutos     Goles
1º Roberto 2.835   1º Postiga 7
2º Paredes 2.162   2º Luis García 4
3º H. Postiga 2.141   3º Juan Carlos 3
4º Luis García 2.129   4º Apoño 3
5º Lafita 2.105   5º Lafita 2
         
  Remates     Fueras de juego
1º H. Postiga 59   1º H. Postiga 43
2º Lafita 40   2º Lafita 9
3º Luis García 36   3º Aranda 9
4º Micael 25   4º Luis García 9
5º Ponzio 21   5º Obradovic 3
         
  % de pases     Asistencias de gol
1º Zuculini 84,27   1º Lafita 4
2º Edu Oriol 82,12   2º Luis García 3
3º Pintér 78,05   3º Zuculini 2
4º Micael 76,88   4º Apoño 1
5º Da Silva 75,65   5º Micael 1
         
  Balones perdidos     Balones recuperados
1º Lafita 256   1º Da Silva 215
2º H. Postiga 236   2º Paredes 213
3º Luis García 235   3º Lanzaro 163
4º Ponzio 194   4º Ponzio 156
5º Micael 191   5º Pintér 124
         
  Faltas cometidas     Faltas recibidas
1º Paredes 48   1º Lafita 51
2º Micael 44   2º Luis García 47
3º H. Postiga 44   3º H. Postiga 39
4º Lafita 43   4º Micael 30
5º Lanzaro 39   5º Obradovic 25
         
  Tarjetas amarillas     Tarjetas rojas
1º Lanzaro 13   1º Lanzaro 3
2º Paredes 12   2º Juan Carlos 1
3º H. Postiga 6   3º P. Álvarez 1
4º Lafita 6   4º Zuculini 1
5º F. Meira 6