Tag Archives: Postiga

Todos los hombres del entrenador

Todos los hombres del entrenador   fotografía

Llegó la hora de los futbolistas. Atrás queda un verano marcado por la continuidad de Manolo Jiménez, por el paso atrás de Agapito Iglesias y por la enésima renovación de la plantilla.  El objetivo no es otro que la permanencia en Primera División, pero además, la afición reclama no sufrir cada fin de semana, comparecer en las últimas jornadas con los deberes hechos y así evitar la revalida del examen definitivo. Con la tranquilidad del objetivo cumplido podría alcanzarse el fin último, un proyecto a largo plazo basado en jugadores jóvenes, con futuro y en propiedad. Todo por revivir algún día al Real Zaragoza que rugió por España y Europa. Estos son los futbolistas por los que pasan las ilusiones de la afición blanquilla.

Una historia ya contada

Obviando nombres propios, podría acogerme a la táctica universitaria denominada ‘copiar & pegar’  y repetir la misma crónica que hace dos semanas. Como ocurriera ante el Málaga, el centro del campo que alineó Manolo Jiménez en Anoeta dejó claras las intenciones del equipo en la primera parte. Una decisión quizá marcada por el estado físico de Apoño y de Movilla, quizá entendible al actuar como visitante, pero tan poco efectiva como inofensiva y aburrida para el espectador neutral. El plan: aguantar el 0-0 hasta el minuto 70, dar entrada a Apoño e ir a buscar el partido. Pero una vez más, la estrategia aguó el plan previsto.

Una historia ya contada   fotografía

Sólo Babovic, zurdo cerrado, talentoso y disperso, parecía salirse del guión mientras Postiga luchaba y se indignaba en su isla particular en busca de encontrar milagrosamente el tesoro del gol. De las bandas, Oriol y Montañés, aún no hay noticias. Sin embargo, salvo un error que Roberto se encargó de solucionar, el Real Zaragoza sobrevivió hasta el descanso, en parte gracias a la imprecisión dela Real Sociedad en su fase de creación.

Tras la reanudación, apareció el fantasma que Manolo Jiménez no consigue ahuyentar del club blanquillo y que, como recordaba Chema Erre Bravo, tampoco logró en Sevilla. Pero más allá del enésimo gol de estas características, mi preocupación se agrandó al escuchar al míster reconocer el haber probado infinidad de sistemas defensivos para este tipo de jugadas. Intuyo dudas, inquietud y ansiedad cuando quizá el mejor remedio para combatir estos errores sea la tranquilidad, la paciencia y el convencimiento a la hora de optar por una única forma de blindar la portería de Roberto del balón parado, con los ajustes necesarios dependiendo del rival de turno.

 

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.

¿Qué ocurrió en ese minuto 55? El cuento maldito lo comienza la pierna izquierda de Carlos Vela. El centro es perfecto, fuerte, plano y con la rosca ideal, el córner soñado por los delanteros. Roberto, sospechoso habitual en este tipo de jugadas, su punto débil que le martirizó en Lisboa, esta vez no tiene tiempo de salir en busca del balón colgado. Seis defensores en el área más el portero, cuatro atacantes de la Real Sociedad, Postiga y José Mari son los hombres libres que han de ayudar en los marcajes y atacar el balón.

La obsesión del primer palo, ahí se falló ante el Málaga, provoca que Jiménez coloqué al andaluz liberado para despejar un posible saque corto. En cambio, el portugués se incrusta en el centro. He ahí una de las claves, Postiga llegaba para peinar el esférico, pero su falta de centímetros y de aptitudes defensivas conllevarán que ante el miedo de rozar la bola y crear una segunda jugada inesperada decida dejar vía libre al balón. Escribiendo supuestos que carecen de validez científica, José Mari posee mayor altura y rigor para ocupar ese lugar y así haber despejado el esférico.

Además, Jiménez aludió a la falta de “especialistas” en la rueda de prensa posterior. Desconociendo si existen expertos en este tipo de jugadas defensivas, quiero entender que el mister quiso referirse a la falta de centímetros del equipo. Sapunaru con Agirretxe, Álvaro junto a Mikel González, Paredes cubre a Griezmann, quién se ocupará entonces de Iñigo Martínez se preguntaría el cuerpo técnico. Tendrá que ser Zuculini, dijo aquel.

Una historia ya contada   fotografía

Intenso en la marca, el argentino era la opción más natural –una vez excluido José Mari para liberarlo- pero se conformó una pareja de baile claramente descompensada, no tanto por la altura sino por la potencia de salto y costumbre de disputar el juego aéreo. Álvaro acudió a la ayuda, sin fe, y de nada sirvió. Y en ese momento acabó el partido, ya que por el momento, este equipo tiene nula capacidad de reacción. El cruce de cables de Paredes, cometiendo un penalti impropio y ridículo que denotó nerviosismo, tan claro que Iglesias Villanueva se avergonzó de mostrarle la segunda cartulina amarilla, fue lo único reseñable del resto del encuentro.

En el deporte de élite no está bien visto lo de beber, por lo que toca trabajar para olvidar esta derrota y sobreponerse ante Osasuna. Si las circunstancias lo permiten, Manolo Jiménez tendrá a su disposición y en perfectas condiciones a todos sus centrocampistas. Llega el momento de elegir y de comprobar si este equipo es capaz de salir a mandar el partido desde el primer minuto. Hay mimbres para no pasar los apuros de antaño, para evitar la misma historia y caer ya en septiembre en un estado de ansiedad que sería muy perjudicial para esta plantilla. Paciencia y confianza.

Fotografías: JOSUME MARTÍNEZ DE ALBÉNIZ

Fútbol y demás enredos

Fútbol y demás enredos   fotografíaRueda el balón. Se acabaron los debates sobre los sentimientos personales de las estrellas mediáticas. La atención se centrará de nuevo en el cuero o, en el peor de los casos, en el árbitro de turno. Después de sobrellevar el mono gracias a la droga blanda de los compromisos internaciones, el circo del pueblo moderno inundará de nuevo las televisiones este fin de semana. Incluso el lunes. Yo, encantado.

En el entorno blanquillo, alejado de posturas independentistas y de cracks mundiales endiosados, Arnaldo Félix ocupó el espacio vacío provocado por el parón liguero. Una salida tardía, una expulsión fulgurante y su culpabilidad admitida. Detrás queda todo el daño que durante su mandato ha provocado a la Federación de Peñas del Real Zaragoza. Sólo queda desear que esta asociación represente con dignidad, honor y creatividad al aficionado. Todo lo contrario que hasta ahora.

Manolo Jiménez, ajeno a todo conflicto y él sí ejemplo de transparencia, contará en Anoeta con un equipo de garantías, cercano al que el entrenador esperaba a principios de julio. Las lesiones y la tardanza en ciertos fichajes, principalmente el del lateral derecho, lo habían imposibilitado hasta ahora. Sapunaru apunta a titular, desde este domingo hasta mayo. En el centro del campo cuenta con diversas posibilidades tras la puesta a punto de Apoño, Movilla y Romaric e incluso también son varias las opciones en las bandas. Tener posibilidad de elección ya es una buena noticia. Siempre con el gol en la mente, Helder Postiga llega en racha tras marcar con Portugal, frente a este rival anotó su primer tanto como blanquillo, probablemente, el mejor gol de su vida. El objetivo común: firmar un 2/2 como visitante.

Pero no será fácil. La Real Sociedad mantiene el bloque de la pasada temporada, encabezado por Philippe Montanier en el banquillo, a pesar de  las dudas que transmitió al comienzo de la Liga2011/2012. La apuesta por la cantera se mantiene intacta en el seno txuri-urdin, ejemplificada este año en la elección del joven Rubén Pardo, a sus 19 años, como manija del centro del campo. A su lado Illarramendi, por detrás Iñigo Martínez volverá a la titularidad tras su lesión y arriba Griezmann y Agirretxe. Todos ellos, hay más en la plantilla, formados en Zubieta. Para tranquilidad zaragocista, de Javier Paredes particularmente, faltará Xabi Prieto.

Dos clubes que han vivido situaciones de inestabilidad similares, pasos por el infierno y que pretenden consolidar un proyecto que devuelva tranquilidad a corto plazo y éxitos como antaño en un futuro más lejano. Al menos, contribuyendo a la calma y al hipnotismo social, el balón ya está de vuelta.

Foto: Heraldo de Aragón

El cierzo sopló en contra

El cierzo sopló en contra   fotografía

Segundo partido en La Romareda. Otra derrota y ningún gol a favor actuando como local. Este es el bagaje antes del clásico parón provocado por los compromisos internacionales. Bien es cierto que ambos encuentros, ante el Real Valladolid y el Málaga, pudieron acabar con victoria blanquilla, tampoco las derrotas pueden calificarse como injustas.

A menudo, el centro del campo ejemplifica lo que el técnico espera de su equipo en el terreno de juego y cuáles son sus intenciones. Esta vez, obligado por la lesión de Apoño y por la inexistencia de un sustituto con características similares al malagueño, Manolo Jiménez dio la manija a Adam Pinter y José Mari, mientras Romaric sufría su pubalgia algo más adelantado. El estado físico del africano, llamado a ser uno de los puntales del once, no es digno de un titular del Real Zaragoza, pero entre lesiones y recién llegados pocas más opciones tenía el técnico andaluz. El marfileño, demostró compromiso, pero no pudo más y se guardo su sprint más intenso para salir del partido en dirección al banquillo. Espero que el club mueva ficha y no permita al jugador acudir con su selección. Lo veo venir, jugará con Costa de Marfil y se resentirá.

El Real Zaragoza no quiso el balón, consciente de que una guerra por el esférico ante el Málaga podía acabar mal. Así las cosas, Jiménez apostó, como ante los pucelanos en el debut, por defender la portería de Roberto, apoyado por Álvaro González como mariscal de la defensa, parar con faltas a los andaluces y buscar una oportunidad en el desierto. La búsqueda del 1-0, acabó con un 0-1 en contra. Y remontar para este equipo es aún una utopía.

Sin embargo, el plan estuvo cerca de salir bien. Romaric desperdició una heroica jugada por banda de Pinter, mkientras Wílchez disparó ingenuamente una gran internada de Paco Montañés. Ahí estuvo el partido. Los extremos, muy alejados del islote Postiga y sin apoyos del centro del campo, apenas tuvieron importancia en el partido. Más Montañes, quien demuestra detalles en cada balón siempre que el césped se lo permite. El césped, o la arena, porque el lamentable estado del terreno de juego deLa Romaredase asemeja más a una playa que a un campo de fútbol.

Y tuvo que ser Nacho Camacho. El canterano se libró de la marca de Pinter, Goni luchaba con Demichelis y tapó la visión del balón a Romaric, quien dudó y no atacó el esférico. Roberto vendidó y poco amante de salir por alto: gol. Un error provocado por un gran centro de Eliseu en uno de los diez corners sacados por los de Pellegrini. Veinte centros al área, solo uno se defendió mal, pero costó una derrota.

No debe magnificarse esta jugada y pensar que el mayor problema del equipo es el balón parado. Ni tampoco escudarse en la estrategia como excusa. Jugando a no encajar, dando el balón al rival, esperando acertar arriba en una de las dos oportunidades creadas en 90 minutos, encomendados a Roberto, con un césped impracticable que provoca un partido lentísimo… una derrota no se puede justificar por un balón parado. El Real Zaragoza no supo remontar el viento en contra.

Foto: El Mundo

Tres primeros puntos con sufrimiento

En este segundo encuentro oficial de la temporada, primero lejos de La Romareda, Manolo Jiménez situó sobre el terreno de juego un once formado por Roberto, Goni, Álvaro, Paredes, Abraham, Pintér, José Mari, Apoño, Edu Oriol, Montañés y Postiga. Fue un partido muy igualado por ambas partes y que se decidió por pequeños detalles. Pese al gol psicológico anotado por Álvaro Vázquez en los minutos finales de la primera parte, los zaragocistas no se vinieron abajo y afrontaron el segundo tiempo con la intención de darle la vuelta al marcador.

Tres primeros puntos con sufrimiento   fotografíaUn penalti por mano de Albín a los cinco minutos de la reanudación, su consiguiente expulsión por doble amarilla y la transformación de la pena máxima por parte de Apoño, quien estrenaba el casillero goleador del Real Zaragoza, facilitaron un poco el camino de los blanquillos de cara a sumar sus tres primeros puntos de la campaña. Pero no fue hasta el último minuto del tiempo reglamentado cuando el Zaragoza se hizo acreedor de su primera victoria. Un centro desde la derecha de Ortí y un semifallo en el despeje de la defensa españolista dejaron el balón muerto al borde del área pequeña para que Postiga fusilara a Cristian Álvarez e hiciera el segundo gol maño.

El choque no se caracterizó por tener numerosas ocasiones de gol ya que, además de los dos goles anotados, los pupilos de Jiménez realizaron 5 remates más a portería, siendo Postiga en 3 ocasiones más, el que más veces lo intentó. Con respecto a los fueras de juego, el árbitro perteneciente al colegio andaluz Paradas Romero, señaló 4 situaciones antirreglamentarias al equipo aragonés, 3 de ellas al delantero Helder Postiga y una al lateral Goni.

En cuanto al aspecto disciplinario, el colegiado Paradas Romero mostró 4 tarjetas amarillas al equipo blanquillo, concretamente a Goni, Pintér, Víctor Rodríguez y Montañés. En lo referente al número de infracciones, Paradas Romero señaló más faltas a favor del Espanyol. Los de Pochettino cometieron 15 faltas, mientras que el Zaragoza realizó 21 faltas. Postiga y Goni con 4 cada uno y Pintér y José Mari con 3 cada uno, fueron los que más infracciones cometieron, mientras que Postiga con 5 y Apoño y José Mari con 3 cada uno fueron los que más infracciones sufrieron por parte de los jugadores periquitos.

Tres primeros puntos con sufrimiento   fotografíaEn el capítulo de recuperaciones, es necesario destacar a Paredes y José Mari con 8 cada uno y a Álvaro y Goni con 7 cada uno, como los jugadores que más balones recuperaron para los intereses zaragocistas, mientras que por otro lado, los futbolistas del cuadro aragonés que más balones perdieron en favor de los jugadores locales fueron Postiga con 14, Goni con 12, Abraham con 8 y Edu Oriol con 7 pérdidas cada uno.

Finalmente, observando lo que hizo cada futbolista con el balón en los pies y la calidad de los pases realizados al compañero, hay que destacar como los jugadores con mayor porcentaje de acierto a Apoño con el 90,5%, a José Mari con el 89,8%, a Montañés con el 89,6% y a Paredes con el 88,5% de pases bien ejecutados. Además, cabe destacar también al canterano Víctor Rodríguez, que salió al terreno de juego en el descanso y que disputando toda la segunda parte realizó con éxito el 86,7% de los pases que intentó.

Así pues, las principales estadísticas generales de los jugadores blanquillos en estas dos primeras jornadas de Liga son las siguientes:

Minutos Goles
1º Roberto 190 1º H. Postiga 1
2º Paredes 190 2º Apoño 1
3º Álvaro 190
4º H. Postiga 190
5º Apoño 190
Remates Fueras de juego
1º H. Postiga 7 1º H. Postiga 5
2º Apoño 3 2º Aranda 1
3º Montañés 2 3º Zuculini 1
4º Abraham 2 4º Goni 1
5º Pintér 2
% de pases Asistencias de gol
1º Romaric 90,62
2º Zuculini 87,10
3º Víctor R. 86,67
4º Paredes 85,90
5º Álvaro 84,62
Balones perdidos Balones recuperados
1º H. Postiga 28 1º Paredes 18
2º Edu Oriol 19 2º Abraham 17
3º Apoño 18 3º Álvaro 16
4º Abraham 17 4º José Mari 13
5º Goni 12 5º Apoño 10
Faltas cometidas Faltas recibidas
1º H. Postiga 6 1º H. Postiga 6
2º José Mari 6 2º Apoño 4
3º Paredes 4 3º Edu Oriol 4
4º Goni 4 4º Montañés 3
5º Pintér 3 5º José Mari 3
Tarjetas amarillas Tarjetas rojas
1º Apoño 1
2º José Mari 1
3º Pintér 1
4º Goni 1
5º Montañés 1

Después del milagro imposible

Ya se terminan los calificativos de la afición para lo que el Real Zaragoza logró hace casi una semana. En un ambiente envidiable en Getafe, el equipo comandado por Manolo Jiménez ponía la puntilla final a una salvación por la que nadie daba un céntimo. Pero ahora la vida sigue. El espectáculo debe continuar, como decía la canción. Es momento de planificación, de reestructura, de renovaciones, de salidas, de nuevas llegadas. El mercado de fichajes está a la vuelta de la esquina y el club blanquillo debe afanarse en trabajar lo mejor posible, por muy difícil que le parezca a toda la afición viendo los precedentes, para no cometer los errores del pasado. Todos esperan, de una vez por todas, que el año que viene sea, después de mucho tiempo, tranquilo y sin sobresaltos.

La primera piedra del futuro a corto plazo es Manolo Jiménez. Para que este equipo siga por el buen camino parece que su continuidad debe ser obligada. Pero él ya lo anticipó en rueda de prensa esta semana. No debe ser a cualquier precio. Habrá condiciones. De esas condiciones se ha especulado mucho. Lo que parece claro, en un principio, es que después de que Jiménez lograse el milagro de la permanencia puede pedir todo y más. Lo más significativo de sus condiciones es la red de ojeadores que quiere detrás. Algo impensable viendo la gestión que han realizado esa red y los directivos en las últimas temporadas. Marco Pérez, Antonio Tomás, Juárez, Fernando Meira, Sinama Pongolle o Paulo Da Silva –este último con contrato en vigor y al que se quiere renovar- son algunos de sus últimos fiascos.

Otro punto en el que se debe trabajar es el centro del campo. Ni Zuculini, ni Apoño, ni Ruben Micael, ni Dujmovic tienen contrato con el Zaragoza. Con la futurible marcha, salvo gestiones, de estos jugadores solamente Pintér sería el que permaneciera en el centro del campo. Del mismo modo, el futuro de Postiga está en el aire, igual que el de Roberto. Paredes, que termina contrato, podría ampliarlo. Lo que queda claro es que en las próximas semanas se va a suceder una vorágine de nombres, de idas y venidas y de movimientos en un club que, por sí solo, ya es noticia todos los días. Después del milagro, la vida sigue. Toca trabajar en las oficinas.