Tag Archives: Romareda

Un pasito más

Fue un partido aburrido, sin chispa ni emoción. Solamente se salvó el golazo de Aranda a pase de Romaric, que fue lo único positivo del africano. No ayudó el Granada, con bajas en su alineación y una escasa actividad durante todo el encuentro. Parecía un amistoso de verano donde a nadie le preocupa el resultado final y lo único importante es terminarlo sin lesionados. Las vacías gradas, menos de seis mil personas en la Romareda, respondieron con silbidos algunas acciones de los jugadores blanquillos que no tenían la misma intensidad que tres días antes en ese mismo escenario ante el Sevilla.

Se la ha jugado Manolo Jiménez con su decisión de poner como portero de la Copa a leo Franco. Ayer apenas tuvo trabajo pero su larguísima inactividad es un claro inconveniente para defender la meta con garantías en un partido complicado. Fue también extraño que convocase a Toni Doblas, con el que no cuenta para nada, dejando a un lado a Pablo Alcolea del que dijo era su tercer portero. ¿Con qué cara se habrá quedado el chaval? Son detalles que merecen la pena cuidar especialmente en un equipo que ya no tiene referentes locales de peso en la plantilla.

Y el sábado, a Madrid. Cuatro victorias en cincuenta y ocho partidos de Liga en la capital de España. Y un par de “sets” dolorosos, especialmente el día del triste debut de José Aurelio Gay en una noche fría y donde temí que los dos dígitos iluminasen el marcador. ¿Cómo jugarle al Madrid? ¿Como Caparrós en Mallorca? ¿Como Paco Jémez al Barcelona en Vallecas? Al final les cayeron cinco a los dos equipos cuando la trituradora goleadora destrozó sus planteamientos.

Estaremos atentos a lo que pase.

La inocencia del balón

Recuerdo, hace muchos años, que el fútbol generaba una gran trascendencia entre los aficionados que solamente podían valorar el juego del Real Zaragoza cuando acudían al estadio municipal de la Romareda. Apenas se ofrecían resúmenes de los partidos en “Estudio Estadio” y las transmisiones se reducían a un partido los domingos por la noche. Los comentaristas radiofónicos y los columnistas de la prensa escrita eran quienes expresaban la realidad externa e interna de un club cuyos presidentes eran elegidos por los socios compromisarios cada cuatro años. O después de la dimisión de la junta directiva tras alguna pañolada espectacular en las gradas.

Los fichajes eran habas contadas y la información se filtraba directamente a los grandes medios locales que eran los responsables de darles el matiz que convenía para ilusionar al público o advertirles del fracaso de la contratación de los jugadores. El fútbol se jugaba alrededor de las cinco de la tarde, según la estación, y formaba parte de una liturgia que comenzaba con la misa y el aperitivo antes de comer en familia y acudir andando o en tranvía, los menos en coche, a la Romareda.

Los últimos años se han convertido en algo completamente diferente, mucho más virtual. No hay relación con las plantillas, los presidentes son dueños o empleados de los máximos accionistas y se busca la rentabilidad del negocio al margen de los aficionados. Los operadores televisivos se han convertido en los jueces de la competición y controlan el horario de los partidos porque pagan cantidades millonarias a los clubes.

Por eso no parece sorprender que siga Agapito al frente del Real Zaragoza a una prudencial distancia mediática, o que la federación de peñas del Real zaragoza haya expulsado a Arnaldo Félix del colectivo por una supuestas irregularidades económicas que, según el comunicado oficial de los peñistas blanquillos, ha admitido el ex presidente.

Total, que la inocencia del balón es lo único seguro en este espectáculo que se ha convertido en un negocio en el sentido más peyorativo de la palabra.

El penúltimo aliento

Nueve de la noche. El Real Zaragoza tendrá la penúltima bala de permanecer en primera. Está obligado a gastarla bien. A no derrocharla. Ya no es momento de hablar de oportunidades, ni de calendarios, ni de posibles carambolas en cuanto a resultados. Es momento de centrarse en la historia reciente de este club. Para ello es importante ir paso a paso en todo lo que ha sucedido en escasas semanas. En primer lugar hay que recordar lo que todo el mundo ha visto y contemplado boquiabierto. Un Zaragoza de segunda, con un abismo de puntos que recortar hacia la salvación, resurgió de sus cenizas. Un muerto, a medio enterrar, apartó con sus manos la arena de la fosa y pelea por volver a respirar en Primera. Manolo Jiménez fue quien le tendió ambas manos y ahora todos pelean por pisar terreno firme de nuevo. Para ello hay que escalar unos centímetros más esta noche.

Lo segundo, y más llamativo aún que lo primero, es la reacción de toda una afición. Siempre se ha dicho que la afición del Zaragoza es volátil, cambiante y que solamente rema cuando las cosas se colocan de cara. Bien, esta vez han callado multitud de bocas. La mía la primera. Cuando peor estaban las cosas, hasta el más pesimista del lugar fue a La Romareda. A increpar a Agapito y, sobre todo, a dar su aliento a un equipo necesitadísimo del mismo. El resultado funcionó. Gracias a las gargantas blanquillas el equipo aragonés llega con opciones a la penúltima jornada. De consumarse el descenso a final de Liga no todo quedará relegado a Segunda División. La afición seguirá siendo de Primera. Prueba de ello es que esta tarde el estadio estará lleno hasta la bandera. A rebosar. Eso el año pasado no sucedió.

Por último, sigamos hablando de historia. Un dato para el optimismo es que si el Zaragoza gana esta noche, a partir de las 21.00 horas, al Racing de Santander estará con sus opciones vivas de permanecer en Primera siempre y cuando no ganen a la vez el Villarreal, el Granada y el Rayo Vallecano. Si, lanzando ya las campanas al vuelo, el equipo lograse salvarse en Getafe el mérito sería doble. Con una diferencia tan brutal de puntos ningún equipo, al menos del Zaragoza, logró salvarse antes con unos datos tan adversos. Confiemos. Alentemos. Gritemos. Zaragoza no se rinde. Sí se puede. Sí se puede. ¡Sí se puede!

A dos pasos de la orilla

A dos pasos de la orilla   fotografíaTras cuatro meses de regata, repletos de trabajo y sacrificio, el barco capitaneado por Manolo Jiménez avista la tierra prometida, la salvación deseada. Desde aquel partido en El Sardinero, el primero del nuevo comandante de El Arahal, plantilla y cuerpo técnico han sido capaces de no bajar los brazos, por muy adversas que fueran los condiciones, con jornadas para olvidar como aquellos desplazamientos a Málaga, San Sebastián o las oportunidades perdidas en La Romareda ante compañeros de viaje como el Rayo Vallecano. Pero el capitán del navío ha cumplido con el objetivo y el Real Zaragoza llega al tramo final con opciones de mantener la categoría acallando a aquellos -donde me incluyo- que en febrero habían perdido la esperanza en este equipo.

Pero los jugadores no son los mismos que entonces. Tanto individualmente como de forma colectiva han alcanzado su mejor nivel en este último tramo de la temporada. La garra de Postiga y Lafita, la entrega tan argentina, alocada y contagiosa de Zuculini,  el control de Micael y Apoño, la aparición inesperada de Edu Oriol, una defensa menos promiscua a los errores infantiles… y Roberto. El no ha cambiado, siempre ha estado. Viviendo en el alambre, el Real Zaragoza ha vuelto a dominar los partidos que juega como local, ha aprendido a aguantar resultados sin provocar un infarto en cada jugada -sólo los justos- y ha recuperado las ganas de competir. Gracias Manolo.

También la afición ha cambiado su forma de ver el partido. De la apatía y de la resignación con la que se contemplaba cada encuentro de la primera vuelta al grito incondicional de “Zaragoza nunca se rinde” y “Sí se puede”. La grada lleva en volandas al equipo, sufre junto a él en el campo, a través de la radio o de la televisión, con Manolo Jiménez como referente y los jugadores parte de nuestra familia. Animándoles como si fueran nuestros hermanos, sobrinos o hijos jugando en el equipo del colegio. Quizá haya que acabar agradeciendo el cobarde gesto de Agapito Iglesias de no acudir al palco de La Romareda y pedirle que, en favor del equipo, tampoco acuda al Coliseo Alfonso Pérez Muñoz.

Pero será el Racing de Santander, un club destrozado institucionalmente y ya descendido, el primero de los dos escollos. Una noche de transistores, con los ojos puestos en el campo y los oídos atentos a las noticias que lleguen desde el Sánchez Pizjuán y Los Cármenes. Las cuentas están claras: el Rayo no ha de ganar en Sevilla y el Granada no puede puntuar ante el Real Madrid. Ambos se ven las caras en la última jornada y no les valdría empatar. Michel debe dar una mínima alegría a su afición en el que quizá sea su último partido en el Sevilla tras perder ante el Betis. Por su parte, Cristiano Ronaldo quiere el Pichichi y Mourinho en San Mamés aseguró que, como equipo campeón, no han de desvirtuar la competición jugando con la vida de otros equipos.

Parecía impensable, pero el Real Zaragoza puede llegar a la última jornada dependiendo de sí mismo. Ni siquiera Amarillo Slim, el mejor apostante de todos los tiempos, se le habría ocurrido desafiar así al destino, pero la permanencia está más cerca que nunca. Cuerpo técnico, plantilla y afición, todos unidos en busca de la salvación. Se prevé un viaje masivo a Getafe, siempre y cuando el domingo salgan las cuentas, que podría superar el desplazamiento a Levante. Después de tanto remar, con la esperanza de no morir en la orilla.

Foto: RZFans

Cada vez más cerca

Cada vez más cerca   fotografía

Los jugadores del Real Zaragoza celebran el gol de Dujmovic.

El Real Zaragoza consiguió el pasado Domingo tres puntos de oro frente a un rival directo como es el Granada, que unidos al empate del Villarreal, dejan a los de Manolo Jiménez a 5 puntos de la salvación, marcada tanto por andaluces como por castellonenses con 36 puntos. La dinámica positiva, en actitud y en resultados, en la que está inmerso el conjunto blanquillo desde hace unas semanas (a excepción del partido ante el Sevilla) hace que las opciones aumenten con respecto a sus rivales, más aún teniendo en cuenta el calendario. El Zaragoza tiene que ir en la próxima jornada al campo del Mallorca y después tiene tres partidos consecutivos en La Romareda, frente a Athletic, Levante y Racing, para acabar la Liga en Getafe. Así pues, son encuentros más que asequibles todos ellos, sobre todo los que se disputan al calor de la afición zaragocista, para hacer realidad el sueño de mantener la categoría. Para ello es necesario, eso sí, mantener la actitud y la intensidad vistas en anteriores partidos, y sabiendo sufrir como este último choque ante el Granada.

Jiménez puso sobre el terreno de juego un once formado por Roberto, Álvarez, Da Silva, Paredes, Abraham, Dujmovic, Zuculini, Micael, Lafita, Edu Oriol y Aranda, en un once y un sistema que con la continuidad está dando grandes beneficios al equipo maño. El partido comenzó muy igualado por ambas partes, pero el tempranero gol de los blanquillos hizo que su actitud ofensiva fuera menos desesperada y se dedicara más a contemporizar y a ver como transcurrían los minutos. Un encuentro de tensión y nervios tanto por parte de los jugadores como por parte de una entregada afición que no dejó de animar.

Aranda fue de lo más destacado en el conjunto maño. Una asistencia suya y posterior remate desde la frontal del área de Dujmovic hicieron posible en único gol del partido, que a la postre le daría a los aragoneses los tres puntos con los que se siguen manteniendo las opciones de conseguir la permanencia. Aparte de ese gol, otros 7 remates fueron realizados por jugadores blanquillos contra la portería defendida por Julio César. El propio Dujmovic en 3 ocasiones más y Zuculini, también con 3 fueron los que más lo probaron. En cuanto a los fueras de juego, el árbitro madrileño Del Cerro Grande, señaló 2 posiciones adelantadas, en concreto a Postiga y a Obradovic.

Cada vez más cerca   fotografía

Dujmovic y el ex-zaragocista Uche pugnan por un balón.

En el aspecto disciplinario, lo más destacado fue la expulsión por roja directa de Micael. Aparte de este hecho, el colegiado Del Cerro Grande mostró 3 tarjetas amarillas a los jugadores blanquillos, concretamente a Pablo Álvarez, Paredes y Da Silva. Mayor importancia tiene la vista por el lateral argentino, ya que es la quinta y cumple ciclo de amonestaciones, por lo que causará baja en la visita de los blanquillos a Mallorca. Así, la lista de jugadores apercibidos de sanción está formada en estos momentos por Luis García, Da Silva y Zuculini. Por otro lado, también el número de infracciones pitadas fue mayor para el Zaragoza que para el Granada, ya que Del Cerro Grande señaló a los zaragocistas 25 faltas en contra por tan solo 9 que pitó a favor. Pablo Álvarez, Da Silva, Dujmovic y Micael con 4 cada uno de ellos, fueron los que más infracciones cometieron, mientras que Paredes en 3 ocasiones y Pablo Álvarez y Zuculini en 2 cada uno, fueron los que más infracciones sufrieron por parte de los hombres entrenados por Abel Resino.

En cuanto a los robos y recuperaciones de balón durante el partido, hay que señalar a Pablo Álvarez con 14, a Da Silva con 9 y a Paredes con 8, como los jugadores que más esféricos recuperaron. En contraposición, los futbolistas del cuadro aragonés que más balones perdieron en favor de los granadinos fueron Dujmovic con 16, Pablo Álvarez con 12 y Aranda y Zuculini con 9 cada uno,  mientras que los que menos pérdidas de balón hicieron de entre los que disputaron más minutos fueron Micael con 4 y Paredes, quien hasta que fue sustituido por lesión en la segunda parte, no perdió ni un solo balón.

En último lugar, atendiendo a cómo actuó cada futbolista con el balón en los pies y el acierto o no en cuanto a los pases realizados al compañero, se debe reseñar que los que tuvieron mayor porcentaje de acierto en los pases fueron Abraham con el 75%, Aranda con el 73,3% y Micael con el 70,6%. También cabe destacar al delantero Helder Postiga, quien saliendo desde el banquillo y en los pocos minutos que disputó, logró un 100% de acierto en los pases que realizó.

Tras estos datos, las estadísticas generales de los jugadores zaragocistas una vez transcurridas 33 jornadas ligueras son las siguientes:

  Minutos     Goles
1º Roberto 3.122   1º Postiga 7
2º Paredes 2.438   2º Luis García 4
3º Lafita 2.370   3º Juan Carlos 3
4º H. Postiga 2.288   4º Apoño 3
5º Luis García 2.224   5º Lafita 2
         
  Remates     Fueras de juego
1º H. Postiga 64   1º H. Postiga 45
2º Lafita 43   2º Lafita 10
3º Luis García 36   3º Aranda 9
4º Micael 27   4º Luis García 9
5º Ponzio 21   5º Obradovic 5
         
  % de pases     Asistencias de gol
1º Zuculini 81,01   1º Lafita 4
2º Edu Oriol 78,67   2º Luis García 3
3º Pintér 77,40   3º Zuculini 2
4º Micael 76,90   4º Aranda 2
5º Da Silva 74,49   5º Micael 1
         
  Balones perdidos     Balones recuperados
1º Lafita 276   1º Paredes 241
2º H. Postiga 250   2º Da Silva 232
3º Luis García 241   3º Lanzaro 171
4º Micael 213   4º Ponzio 156
5º Paredes 198   5º Pintér 137
         
  Faltas cometidas     Faltas recibidas
1º Paredes 53   1º Lafita 54
2º Micael 52   2º Luis García 47
3º H. Postiga 47   3º H. Postiga 42
4º Lafita 45   4º Micael 35
5º Lanzaro 42   5º Obradovic 24
         
  Tarjetas amarillas     Tarjetas rojas
1º Lanzaro 14   1º Lanzaro 3
2º Paredes 13   2º Juan Carlos 1
3º Micael 6   3º P. Álvarez 1
4º Lafita 6   4º Zuculini 1
5º Zuculini 6   5º Abraham 1

Fotografía: elperiódicodearagon.com

Me quedo con lo nuestro

Ha sido un fin de semana muy entrañable y que ha compensado los malos momentos vividos esta temporada. La respuesta de la afición blanquilla en la Romareda fue impresionante y aunque no la pude palpar en directo, la sentí a través del teléfono que tenía dentro del estadio y la observé a través de las imágenes ofrecidas por la televisión. Son instantes impagables que me hubiera gustado vivir con la gente, como ocurrió en el estadio del Levante en una de las tardes más hermosas que recuerdo en un desplazamiento. Y han sido centenares en más de treinta años siguiendo al Real Zaragoza, incluidas seis finales de Copa, una Supercopa de España y una Recopa de Europa.

La codicia de la Liga, su afán de ganar más para gastar más, de convertir en un espectáculo bicefálico la competición española, ha provocado que se llegue a este esperpéntico proceso. Las grandes cadenas ya no presionan porque les debe de salir a cuenta y no han perdido oyentes y el Gobierno ha pasado de puntillas por un problema que prometió resolver antes de llegar a 2012. Y ahí estamos, con el Real Madrid y el Barcelona en un pañuelo y ambos en las semifinales dela Liga de Campeones. Y miles de seguidores de clubes que no se comen un rosco, contagiados de merengues y culés sometidos a modas donde unos prefieren a Messi y otros a Cristiano, con odios viscerales a Mourinho por su actitud, o aversión a un entorno culé donde se desprecia lo español.

En este sentido, tengo que agradecer que centenares de followers reprodujesen una frase que me salió del alma al conocer que espectadores aragoneses en la Romaredase mofasen del Real Zaragoza con la odiosa frase de: “a segunda, a segunda”. No entiendo que miembros de nuestra sociedad busquen la desgracia de un club con tanta ferocidad. Acepto, eso sí, que sigan y animen a otros clubes porque están en su derecho, estamos en un país libre. Por eso escribí en menos de 140 caracteres que “es mucho más digno apoyar a tu equipo en la pobreza que regodearse del humilde con tu riqueza”.

Sí, el Barcelona es más poderoso, económicamente muy superior al Real Zaragoza. Con más títulos y mejores jugadores. Con más apoyos financieros y políticos. Con más trascendencia y una historia más dilatada. Pero no me parece digno que desde la opulencia se aplaste al indigente, se le intente humillar, se burle de su afición. Quien lo hace, posiblemente se revolverá contra su ídolo cuando no consiga los triunfos y cambiará de camiseta.

Me quedo con lo nuestro, con lo más cercano, con lo que se puede querer aunque nos cueste la vida y nos proporcione tantos disgustos que nos lleven a repentinos y esporádicos momentos de desesperación.

Este es el camino correcto

Este es el camino correcto   fotografía

Paredes se estira para cortar un avance de Cesc Fábregas.

El Real Zaragoza mantiene intacto el sueño de lograr la salvación. Es cierto que se perdió, y por goleada, el partido del pasado Sábado ante el Barcelona, pero la imagen y la actitud dadas por el equipo no llevan a la duda. Éste es el camino correcto que hay que seguir de aquí a que termine la temporada. Es el punto de intensidad, de actitud y de juego necesarios para salir de la situación en la que se encuentra el conjunto blanquillo. Y sobre todo, se dio algo en La Romareda que no sucedía desde hacía mucho tiempo: la total comunión entre jugadores y afición, poniendo toda la carne en el asador, cada uno en su parcela. Los jugadores esforzándose al máximo y dándolo todo durante los 90 minutos, y la afición, animando y jaleando a su equipo desde el inicio hasta el final del encuentro, aún cuando el resultado era ya de 1-4, para darle aliento a sus gladiadores que pese a ser goleados seguían dando la cara, haciendo ver a sus jugadores que el Real Zaragoza y el zaragocismo es un solo ser, como en los días de oro del club, y que unidos se puede conseguir el objetivo a final de temporada.

Y esto es algo que debe seguir así, pase lo que pase en Sevilla, porque sólo con el empuje de todos, tanto en la grada como en el césped, se podrán sacar adelante los vitales compromisos que quedan en el feudo zaragocista y así conseguir la tan ansiada permanencia en Primera. En estos momentos, el Zaragoza sigue en la antepenúltima posición con 28 puntos, pero la derrota del Villarreal en campo del Betis y el empate del Granada en Mallorca, hace que se mantenga la distancia de 4 puntos con la salvación, marcada por los castellonenses, y de 7 puntos con los andaluces, que también se postulan como grandes rivales de los blanquillos de cara al objetivo final.

Jiménez puso sobre el terreno de juego un once formado por Roberto, Álvarez, Da Silva, Paredes, Abraham, Pintér, Zuculini, Micael, Lafita, Obradovic y Aranda, apostando por la continuidad tanto en nombres como en concepto táctico y forma de jugar. El partido fue igualado en la primera parte, con un Zaragoza jugando con mayor intensidad y presión que los barcelonistas, disputando cada balón y jugándole de tú a tú al mejor equipo del mundo. Pero poco a poco, la mayor calidad del Barça se fue imponiendo al trabajo físico y táctico de los aragoneses dándole la vuelta al encuentro. Tan sólo el penalti marrado por Aranda, el fallo de Roberto a la salida de un córner que propició el gol del empate de Puyol y algunas decisiones arbitrales dudosas en contra de los intereses blanquillos empañaron un muy buen partido de los de Jiménez. Aún con 10 jugadores durante toda la segunda parte, el Zaragoza no le perdió la cara al partido y lo siguió intentando y peleando hasta el final, sin renunciar al ataque y a dar la sorpresa de hacerle daño al Barcelona.

Pese al error de fallar el penalti que Valdés había cometido sobre Lafita, Aranda se rehízo y consiguió batir la meta de Víctor Valdés al rematar con la cabeza un rechace del cancerbero catalán a un disparo precisamente suyo. Además del gol, el delantero andaluz fue el zaragocista que más remates intentó contra portería contraria con 3 remates más. También Lafita, Micael, Zuculini, Pintér y Obradovic lo intentaron, cada uno de ellos en 2 ocasiones. En cuanto a los fueras de juego, el árbitro castellano leonés Javier Turienzo Álvarez, señaló 4 en contra de los intereses zaragocistas, a Da Silva, Lafita, Zuculini y a Obradovic.

Este es el camino correcto   fotografía

Momento en el que Valdés comete penati sobre Lafita.

En el aspecto disciplinario, lo más destacado fue la expulsión al final de la primera parte de Abraham por doble tarjeta amarilla. Aparte de este hecho, el colegiado Turienzo Álvarez mostró 3 tarjetas amarillas a los jugadores blanquillos, en esta ocasión para Lanzaro, Micael y Zuculini. Así, el lateral izquierdo se perderá el próximo partido contra el Sevilla por sanción, mientras que Pablo Álvarez, Luis García, Zuculini y Pintér conforman la lista de apercibidos de sanción por ciclo de amonestaciones. Por otro lado, también el número de infracciones pitadas fue mayor para el Zaragoza que para el Barcelona, ya que Turienzo Álvarez le señaló a los maños 23 faltas en contra por 13 faltas a favor. Pintér y Pablo Álvarez fueron los que más infracciones cometieron con 6 y 4 respectivamente, mientras que Micael y Pintér en 3 ocasiones y Lafita en 2, fueron los que más infracciones sufrieron por parte de los hombres entrenados por Guardiola.

Atendiendo al robo y recuperación de balones a lo largo del encuentro, cabe reseñar a Paredes y Da Silva con 8 cada uno y a Pablo Álvarez y Micael con 6 cada uno, como los jugadores que más esféricos recuperaron. En contraposición, los futbolistas maños que más balones perdieron en favor azulgranas fueron Micael con 11, Lafita con 9 y Aranda con 8, mientras que el que menos pérdidas de balón hizo de entre los que disputaron más minutos fue Paredes con 4 pérdidas de balón.

Por último, en cuanto a los pases realizados al compañero y a lo que hizo cada jugador zaragocista con el balón en los pies, hay que destacar que los que tuvieron mayor porcentaje de acierto en los pases fueron Obradovic con el 95%, Paredes con el 78,3% y Aranda con el 75%.

Así pues, tras los 31 partidos de Liga que se han jugado hasta el momento, las principales estadísticas de los jugadores quedan de la siguiente manera:

  Minutos     Goles
1º Roberto 2.931   1º Postiga 7
2º Paredes 2.258   2º Luis García 4
3º Lafita 2.201   3º Juan Carlos 3
4º H. Postiga 2.170   4º Apoño 3
5º Luis García 2.129   5º Lafita 2
         
  Remates     Fueras de juego
1º H. Postiga 59   1º H. Postiga 43
2º Lafita 42   2º Lafita 10
3º Luis García 36   3º Aranda 9
4º Micael 27   4º Luis García 9
5º Ponzio 21   5º Obradovic 4
         
  % de pases     Asistencias de gol
1º Zuculini 82,63   1º Lafita 4
2º Edu Oriol 82,12   2º Luis García 3
3º Pintér 77,80   3º Zuculini 2
4º Micael 76,55   4º Apoño 1
5º Da Silva 75,34   5º Micael 1
         
  Balones perdidos     Balones recuperados
1º Lafita 265   1º Da Silva 223
2º H. Postiga 238   2º Paredes 221
3º Luis García 235   3º Lanzaro 163
4º Micael 202   4º Ponzio 156
5º Ponzio 194   5º Pintér 130
         
  Faltas cometidas     Faltas recibidas
1º Paredes 50   1º Lafita 53
2º Micael 46   2º Luis García 47
3º H. Postiga 45   3º H. Postiga 40
4º Lafita 43   4º Micael 33
5º Lanzaro 40   5º Obradovic 24
         
  Tarjetas amarillas     Tarjetas rojas
1º Lanzaro 14   1º Lanzaro 3
2º Paredes 12   2º Juan Carlos 1
3º Micael 6   3º P. Álvarez 1
4º Lafita 6   4º Zuculini 1
5º Zuculini 6   5º Abraham 1

Fotografía: elperiódicodearagon.com